Casos positivos de COVID-19 en SEFIPLAN y sus empleados sin tomar las medidas sanitarias

351

Cartas a la redacción:

 

Les escribo por la siguiente manera, soy empleado de la Secretaria de Finanzas y Planeación en la ciudad de Xalapa, desde el pasado mes de marzo se aplicaron las medidas que a nivel federal fueron implementadas como es el distanciamiento social y las medidas aplicadas con la cuarentena al personal en riesgo.

Poco tiempo después en un acuerdo entre el Poder Ejecutivo y Sindicatos se acordó retirar a todo el personal basificado y hacer guardias por áreas con la finalidad de reducir personal y aglomeraciones en las oficinas dentro de las instalaciones de la Secretaria de Finanzas y Planeación. Hasta ese momento luce perfecto, la dependencia continúo y continúa con las operaciones normales con el personal que se presenta diario, cubriendo sus guardias.

El problema recae que desde mediados de mayo, mandos medios y superiores de la dependencia no les interesa las medidas de seguridad que se deben tomar en la contingencia, acude mucho personal sin la más mínima medida satinaría y aunque el Ayuntamiento de Xalapa hizo oficial que de acuerdo el semáforo, Xalapa esta en luz roja, lo cual, significa que continua el distanciamiento y las medidas estrictas de la contingencia.

La Secretaría de Finanzas y Planeación no le interesa aplicar las medidas más básicas como el uso de cubre bocas dentro de la dependencia y actualmente están llamando a más personal donde existen ya oficinas con personas a menos de 1m de distancia. Los funcionarios sólo se limitan a decir que son órdenes de arriba o tal vez por quedar bien con sus superiores, que por cierto varios de ellos los puedes encontrar en las mañanas corriendo y haciendo ejercicio en parques o calles de la ciudad.

El personal que labora en dichas guardias sabe que funcionarios de medio y alto nivel son aquellos que ni siquiera se lavan las manos mucho menos portan un cubre bocas. Pero eso sí, repartieron hace semanas caretas a las amistades y lindas compañeras que trabajan ahí, caretas e insumos destinados a los trabajadores de la salud que hoy en día necesitan con mucha urgencia.

Esta administración se ha caracterizado por su poca capacidad de resolver problemas y por sus caprichos, hoy se les puede preguntar y sin dar respuesta clara, si realmente cuenta con un plan de acción para la fecha donde todo el personal regrese a laborar.

El tema central que hago saber a su redacción es que en los últimos días de junio se presentaron dos casos sospechosos, claro de esos mismos funcionarios de alto nivel que antes mencione, los cuales, se les veía que jamás tomaban las mas mínimas medidas de precaución sanitaria. Hoy ya son casos positivos y que tuvieron al menos una semana de exposición con sus subordinados.  El cuestionamiento es, acaso se pondrá a los empleados en cuarentena, por las acciones tomadas en los últimos meses se espera a que sea un no tajante!! Se podría hablar de cerca de 50 personas contagiadas dentro de la dependencia quienes estuvieron en contacto con estas dos personas. ¿Quién será responsable? Las acciones fueron tardías y nuevamente las autoridades encargadas de la administración y en general han ocultado información a los trabajadores y hacia otras instancias.

Todo concuerda a la sanitizacion del día lunes 29 de junio del presente año, pero como se ha caracterizado esta administración ya es una acción a destiempo y tardía para tal motivo solo revela la irresponsabilidad de las autoridades. ¿Y si algún empleado de dicha dependencia contagia a su familia? Los altos funcionarios con su austeridad republicana se atienden en clínicas como “Los Ángeles” mientras los empleados comunes deben de esperar horas en Clínica 11 del IMSS o para estas fechas tendrán que sufrirla en el Velódromo de la ciudad de Xalapa.

No es de sorprender que dentro de la dependencia existan aún más casos los cuales la administración ha ocultado.  Recordemos el número elevado de quejas desde el mes de marzo donde áreas como la Dirección General de Innovación Tecnológica reportan un sospechoso y el área de contabilidad gubernamental reportaba uno más. Hoy en una de esas áreas se hizo realidad con un alto funcionario de esa misma dirección.

Pero también existe otra cara de la moneda donde personal que está en homeoffice desde marzo ha salido positivo en COVID-19 donde se suponía que guardaban en casa y se ha hecho notar a lo largo de estas semanas que pareciera andan de vacaciones y nuevamente las autoridades de la dependencia no toman cartas en el asunto. No se trata de insultar como en otros reclamos o quejas, solo hacemos hincapié en que se tomen medidas y se aplique el reglamento.

Porque la pregunta que todos los empleados no sólo de la SEFIPLAN si no del resto del Poder Ejecutivo  ¿Quién se va hacer responsable de los muertos? Por qué muchos empleados van obligados a trabajar sin las más mínimas garantías de seguridad sanitaria ni mucho menos con las respectivas guardias donde reduzca la posibilidad de un contagio.

El C. Secretario de Finanzas sabrá lo que pasa en su dependencia, claramente pareciera que no o estará enterado o nos demuestra que realmente no le interesa. Pero en vez de sacar un comunicado donde tranquilice a la planta laboral solo hay silencio y como reza el dicho “el que calla otorga”  y no es cuestión de ocultarme anónimamente, porque motivos hay para hacerlo, porque esta administración se ha caracterizado por vengativo y con grado de cero tolerancia a quienes los cuestionan.

Sabemos que chueco o derecho las autoridades de salud han salido a dar la cara y que la propagación del virus es más responsabilidad de la población, que meramente la culpa es de la población que no hace caso, pero ustedes como funcionarios están dentro de ese grupo que pareciera que no les interesa.  Voy a trabajar todos los días es mi responsabilidad porque así como yo van varios, de lo contrario el gobierno sufriría de contratiempos, no habría recaudación pero sin la seguridad que nos merecemos creo que así no funcionara. Y si yo u algún otro compañero enferma y muere.

Los dos funcionarios son el Subdirector de Contabilidad Gubernamental y el Subdirector de Inversión Pública, los dos pertenecen al la Subsecretaría de Egresos. Fueron positivos hoy, ya que se habían hecho la prueba la semana pasada y  aun continuaron laborando. A todo el personal que pertenece a esas áreas fueron amenazados de que negaran o dijeran que no saben.