Bernardo Ibarra Gordillo, estafador que utiliza a Redes Sociales Progresistas como bandera

1514

 

Por Staff

Bernardo Ibarra Gordillo, se dice ser sobrino de la Maestra Elba Esther Gordillo, quien según él, le encomendó diversas acciones para obtener financiamiento para el Partido Redes Sociales Progresista, cuyo dirigente nacional es  Fernando González, yerno de la Maestra.

Bernardo Ibarra  es acusado de presuntamente  vender plazas y obras provenientes del Gobierno Federal, pues asegura que en este gobierno de la 4T, los puestos y obras no se dan por conocimiento, ni por amiguismo, sino a través de  dinero. Así mismo, dice que le dio la tarea de impulsar el Partido en todas las entidades federativas, llevando a cabo las adecuaciones necesarias, a fin de mejorar la operación en el país y orientar los proyectos políticos del partido.

Cabe mencionar, sobre la  propuesta a la Maestra Elba Esther Gordillo, de ser  urgente el relevo del Gobernador de Veracruz, porque visto desde su pulso político, el gobierno que encabeza Cuitláhuac García Jiménez, es un desastre, por ser un gobierno incompetente.

 

Bernardo Ibarra Gordillo enfatizó tener todo el respaldo de la Maestra, lo cual y según él, quedó demostrado con la designación que obtuvo de la representación estatal del partido político, como Coordinador Distrital, en un evento que se llevó a cabo el día 27 de Diciembre de 2019, en el Hotel Gamma, de la ciudad de Xalapa, Veracruz y quedó constancia del evento en diversos medios.

De acuerdo a sus comentarios, aquí en Veracruz, de septiembre a diciembre de 2019, recibió por el orden de $20 millones de pesos, por la venta de 4 plazas de Director General y ya transcurrieron 10 meses y ser la fecha que no se tiene respuesta favorable, siendo que los  recursos fueron recibidos de 4 ingenieros, incipientes empresarios y ávidos de trabajo para poder sobrevivir, cuyos recursos provienen de aportaciones de empresarios veracruzanos, que ante la desesperación de que no se les toma en cuenta para la asignación de contratos de obra pública, apostaron por otra opción, toda vez que los contratos se asignan a empresas foráneas quienes han estado dejando, en muchos casos, las obras abandonadas.

Bernardo Ibarra Gordillo explicó que la negociación de las plazas se hace por medio de los Secretarios del Gobierno Federal  y a él le corresponde recoger los moches para entregarlos respectivamente a los inferiores inmediatos jerárquicamente.

 

En múltiples ocasiones se le ha insistido en la devolución del recurso, a lo que ha respondido con evasivas e incongruencias, por lo que con el incumplimiento de los compromisos contraídos, ha dejado muy en claro su modus operandi que lo conlleva a mejorar su economía. Si en Veracruz recibió del orden de 20 millones de pesos, es factible que en todo el país, siendo 31 entidades más. Haya recabado en total, un monto superior a los 500 millones de pesos.

 

Cómo es posible que alguien sin cargo en ningún orden de gobierno o trabajo formal alguno, se traslade en una camioneta blindada, modelo actual, con un  valor del orden de $2 millones y además con un cuerpo de seguridad que ya muchos quisieran, incluso dicho por él, que pertenecen a lo que antes era el estado mayor presidencial, situación que le brinda la posibilidad de transitar con total impunidad.

 

Señor Presidente de la República Mexicana, a nombre de todos los que fuimos estafados, solicitamos su valiosa intervención de manera efectiva, así como lo ha hecho tan atinadamente con Rosario Robles y  Emilio Lozoya, lo haga también con este otro estafador, para que devuelva los recursos recibidos y encarcelarlo para que deje de hacer más daño a otras personas que también se dedican a trabajar con mucho esfuerzo.

 

De no llevar a cabo acción alguna contra este estafador, la impunidad de la que goza le será el salvoconducto para continuar con esas formas tan irónicas y estridentes.  Y el escarnio con que actúa,  de ser un acto loable, incitará a procurar piso parejo para todos los mexicanos, porque en la democracia, se infiere que tendrá cabida.