AMLO el mismo estilo de don Porfirio con la prensa

*E.U. ya vislumbra en México una naciente dictadura

*Regaño a López Obrador en contra del autoritarismo

 

AUNQUE han tratado de matizarlo y hasta el propio Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores trató de desmentirlo, lo cierto es que los exabruptos del Presidente Andrés Manuel López Obrador en contra de la prensa y de los grupos u organizaciones civiles no gubernamentales han llegado a oídos de Estados Unidos que saben de sobra como se incumban las dictaduras, y en ese tenor en su visita a Guatemala y, posteriormente a México, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris exhortó a ambos mandatarios, entre estos López Obrador, que dejara hacer su trabajo a la prensa, así como a las organizaciones civiles en México, luego de las misivas que el tabasqueño envió a la vecina nación del Norte para que dejara de financiar a Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad que encabeza Claudio X González, y en respuesta recibió la notificación de que EU no solo seguirá apoyando a esos organismos, sino que les elevarán el monto del subsidio. Y es que en video, la propia vicepresidenta durante una entrevista con la agencia EFE, detalló que el llamado no solo fue para el presidente de México, sino también para el de Guatemala Alejandro Giammattei. “Este es un tema que me preocupa profundamente, porque queremos asegurarnos de que hay independencia: un sistema judicial independiente (que en México AMLO busca coptar), una prensa independiente (que el presidente ataca a diario) y que las organizaciones sin fines de lucro, las ONG (como la de MCCI), puedan hacer su trabajo sin interferencias. Eso lo dejé muy claro”, enfatizó Kamala. Y esto ocurre, insistimos, precisamente luego que el presidente López Obrador exigiera una aclaración al gobierno de Estados Unidos sobre la financiación a Artículo 19 y Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI).

 

Y ES que de verdad “ya chole” con la misma cantaleta  presidencial de agredir un día si y el otro también, lo mismo a la prensa que lo critica, como si fuera un ser perfecto o divino que no comete errores que a las ONGs. AMLO quiere una prensa sumisa, entreguista, que le sirva de tapete para avalar todas sus ocurrencias y, por el contrario debe enfrentar los embates de medios de comunicación que por pundonor y vergüenza ante tantísima agresión, le investigan y encuentran como el caso de Pio López Obrador en Agosto pasado, cuando se difundió un video en el que, el hermano más querido del Presidente aparece recibiendo dinero de David León Romero, entonces colaborador del gobierno de Chiapas y hasta el año pasado funcionario federal. Los recursos, supuestamente, fueron utilizados para apoyar a Morena en la campaña de 2015. Y aunque el mandatario llamó a una investigación en el caso de su hermano, esta no ha arrojado hasta el momento que Pío López haya incurrido en una falta ante la ley, lo cual ha sido cuestionado por la oposición. Sobre ello los especialistas advierten la falta de congruencia entre el discurso y el actuar de los tabasqueños, situación ante la cual, el Observatorio contra la Corrupción y la Impunidad del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM dejó en claro que casos como ese afectan la confianza ciudadana en las instituciones y el gobierno, por lo que hubiera sido buena señal de congruencia que las instituciones encargadas de la investigación hubieran rendido un informe más detallado.

 

CONTRARIO A lo anterior, López Obrador se le fue a la yugular a la prensa, y cuando el asunto comenzaba a crecer luego de que Pio López presentó una denuncia contra Carlos Loret de Mola, el Presidente salió al quite pronunciándose la contra denuncia de su hermano por la difusión del video en donde se le ve recibiendo dinero en efectivo de David León, quien se desempeñó como coordinador nacional de Protección Civil hasta que se dio a conocer el material. Indicó que esa demanda judicial que pedía cárcel de hasta 12 años para el periodista que dio a conocer el video no le ayuda a su gobierno, porque sus adversarios lo utilizan para atacarlo; sin embargo, dejó en claro que “yo deslindo lo público de lo familiar, en lo que tiene que ver con las funciones públicas no tengo hermanos”, pero las cosas ahí quedaron.

 

LA PRENSA al igual que las organizaciones no gubernamentales que han sido muy críticas al gobierno de López Obrador, han sido tachadas de “golpistas” y “opositoras”, además de que el Presidente hace acusaciones verbales a diario en sus conferencias matutinas contra la prensa. Por ello, la vicepresidenta estadounidense refirió que fue “muy franca” con López Obrador y Giammattei, y les dijo que está “muy preocupada por la corrupción y la impunidad” en sus países. “Fui muy directa con cada uno de ellos respecto a esas preocupaciones”, dijo Harris.

 

Y AUNQUE Esteban Moctezuma, embajador de México en Estados Unidos, negó que se haya tratado el tema de las ONG durante la reunión Harris-López Obrador, lo cierto es que AMLO y Kamala conversaron en privado durante varios minutos. Respecto a Guatemala, en esa Nación hay una polémica reforma de ley sobre organizaciones no gubernamentales promovida por el partido oficial, la cual  habilitaría la anulación por decisión estatal de manera unilateral de cualquier ONG asentada en ese país, una postura muy propia de las nacientes dictaduras que Guatemala las ha padecido desde siempre, y que desde la óptica de Estados Unidos, en México comienzan a darse visos de autoritarismo que finalmente conducen a la autocracia.

 

LA MISMA crítica y agresiones contra la prensa y organizaciones civiles que profiere AMLO se daba en tiempos de don Porfirio, cuando la persecución fue brutal contra todo aquel que llevaba la contraria a quien, por otra parte, se le considera uno de los grandes Presidentes que ha tenido México por el impulso que dio a la modernidad, las vías de comunicación y la defensa contra Estados Unidos, sin embargo, la prensa fue el objetivo del viejo dictador, y la persecución fue más que evidente. Por ello la vicepresidenta de Estados Unidos aseguró el jueves pasado en una entrevista exclusiva con Efe que, durante sus reuniones esta semana con los presidentes de México y Guatemala, les pidió que dejen “hacer su trabajo” sin obstáculos a las ONG y la prensa en sus países. “Fui muy directa con cada uno de ellos respecto a esas preocupaciones”, garantizó Harris en su conversación telefónica con Efe, dos días después de regresar de su viaje a Guatemala y México. Y vaya que tuvo razón al meter orden en temas que se han desbordado en México, lo que ha provocado que el País consolidara con AMLO su primer puesto en la categoría de los países más peligrosos para la profesión. Así las cosas. OPINA [email protected]