Acusan a SEDARPA no pagar a empleados, despidos injustificados y aceptan ganado enfermo en rastros

 

*** Pone en riesgo el Estatus Zoosanitario del Estado ante el USDA  de Estados Unidos

Cartas a la redacción:

Somos trabajadores al servicio de la SEDARPA, específicamente en la Dirección General de Ganadería en el área de Movilización Animal, el motivo por el cual hacemos esta situación pública es porque ya son demasiados los abusos por parte del coordinador estatal  el Mvz. Luis Montes Huidobro quien al día de hoy, además de su prepotencia con la que se dirige al personal, está realizando cambios sin importar las afectaciones qué tenemos, pues en lo que va de este año no hemos cobrado nuestro sueldo y no sabemos cuándo vamos a cobrar, varios compañeros fueron despedidos en enero y no les pagaron los días que laboraron, además de no tener prestaciones de ley y hacernos firmar un contrato a modo del cual no nos dan copia para después poder defendernos, dichos cambios al parecer son para acomodar a su gente, además de amenazarnos con bajarnos el sueldo o corrernos si no nos “alineamos” a lo que él dice, además de pedirnos $5 mil pesos si queremos estar en un lugar cómodo aparte de una cuota semanal de nuestro sueldo.

 

Este Medico es bien sabido por la mayoría de nosotros qué mientras estuvo comisionado en el norte del estado en rastros recibía dinero a cambio de dejar entrar al estado ganado sin la documentación que acreditara qué dicho ganado se encontraba limpio de cualquier enfermedad no importándole la salud de los veracruzanos y poniendo en riesgo el Estatus Zoosanitario del Estado ante el USDA  de  Estados Unidos y de exigir cuotas a los ganaderos de los municipios de Ozuluama, Tuxpan, Naranjos, Tihuatlán, a lo cual nos preguntamos si el subsecretario Mvz Humberto Amador y el director general de Ganadería Mvz. Arturo Enrique Hernández saben de esa situación o también recibían su parte de la cuota.

 

Algo igual de indignante es que junto a este personaje pusieron de supervisores a gente que de igual manera tienen un negro historial en la dependencia y no sabemos cómo siguen aquí, hace tiempo fueron movidos de varios puntos, pues exigían cuota a los traileros y ganaderos y si no le daban la cantidad que pedían no les entregaban sus documentos y amenazaban con hacerles actas y boletinarlos.

 

Al día de hoy no tenemos ni oficios de comisión por lo que no podemos hacer actos de autoridad y en caso de algún accidente en el camino o en el lugar de trabajo no tenemos cómo justificar qué estamos trabajando, algo sencillo de hacer no lo han podido realizar en lo que va del año, muchos lugares de inspección no tienen los servicios básicos y en otros lados es el personal quien con recursos propios paga dichos servicios, en algunos lugares incluso se roba la luz, el subsecretario y el director lo saben pero en lugar de adecuar dichos lugares prefieren usar ese dinero en otras cosas, además de que a muchos nos han pedido una cuota para poder seguir en nuestro trabajo.

 

No entendemos cómo estos personajes llegaron a ese puesto pues no tienen los méritos para estar ahí,  hay lugares donde no hay personal y en otro hay gente amontonada, lo cual es indignante e inhumano, en muchos lugares no hay dónde comprar comida, tenemos que salir a buscar y si no estamos en nuestro lugar nos quieren levantar actas administrativas, somos varios los compañeros inconformes, desafortunadamente algunos se han aliado con estas personas.

 

Eso no es todo, pues también hay gente que es recomendada por ellos y que no saben nada del tema, gente que no ha pasado las evaluaciones, ni certificaciones, lo cual, es una grosería para todos los que nos esmeramos en hacer bien nuestro trabajo además de que estas personas son intocables y a nosotros nos quieren afectar aún más.

 

Hacemos un llamado al Gobernador del Estado para que voltee a ver todas las irregularidades y abusos que hay en esta dependencia por parte de estas personas, así como también invitamos al subsecretario a que deje de andar paseando en su bicicleta y junto con el director  pasen un turno completo con nosotros, dichos turnos son 7 días a la semana, 24 horas del día a ver si toleran toda una semana en estas condiciones precarias y en algunos casos inhumanos.