¿A Barbosa tambien lo castigó Dios? murió en la angustia

’14/07/2024’
’14/07/2024’

*La crueldad del ex gobernador poblano contra antecesores

*Los castigó Dios, dijo burlón tras accidente aéreo en 2018

 

CON LA muerte del Gobernador de Puebla, Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta bien podría repetirse la historia de la que hizo escarnio cuando fallecieron en trágico accidente aéreo los esposos Martha Érika Alonso Hidaldo, entonces Gobernadora de ese Estado y su conyugue, el ex mandatario Rafael Moreno Valle, en ese momento Senador de la República y coordinador de ese grupo parlamentario: “Los castigó Dios”, pero a Barbosa, tal parece que, también lo castigó Dios, ya que si bien tras la muerte de Martha Erika disputó la gubernatura y la ganó en elecciones extraordinarias, su arribo estuvo plagado de muchos males físicos que le impedían gobernar como deseaba, a tal grado que había momentos en los que su esposa le daba de comer en la boca y en otros llegaba en silla de ruedas a eventos. En pocas palabras, la ambición de poder le indujo a buscar la gubernatura cuando ya estaba menguado en su salud, y más que causar animosidad provocaba lástima, aunque buscaba agradar a quien lo llevó a esa posición organizando marchas  como la que replicó en Puebla tras el cuarto informe de gobierno de AMLO, pese a que ya no podía con la enfermedad (diabetes tipo dos) que le afectaba, y que comenzó a afectarle una serie de órganos como el de la vista (dejándolo ciego), hígado, riñones y articulaciones. Un homenaje, sin duda, a su esposa que tuvo que lidiar con el enfermo gobernante, y que se mantuvo leal a su lado en todo momento, consintiéndolo.

 

Y UNO se pregunta: ¿A Luis Miguel Barbosa también lo castigó Dios por burlarse de los muertos? no lo sabemos, pero sin duda, uno no debe burlarse de quienes ya no se pueden defenderse, y menos cuando la muerte es trágica, inesperada, en plenitud de facultades como ocurrió al matrimonio Moreno Valle-Alonso Hidalgo. Y es que a unas semanas de ser gobernador de Puebla, durante el informe de gobierno de la presidenta municipal de Huejotzingo, Ángela Alvarado, Barbosa Huerta dijo que Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle le habrían “robado” la elección Estatal de 2018, y que el accidente aéreo en el que perdieron la vida en diciembre de ese mismo año habría sido un “castigo de Dios”, por lo que políticos del PAN, partido al que pertenecían Alonso y Moreno Valle, criticaron las declaraciones señalando los dichos como lamentables y desatinados. A través de un mensaje en la red social Twitter, los senadores panistas comunicaron: “Lamentamos que Barbosa haga estos señalamientos en contra de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle” cuando el gobierno de Morena no había sido capaz de explicar la caída del helicóptero en que viajaban la gobernadora y nuestro coordinador».

 

PERO NO fue el único tropiezo de quien dejó de existir víctima de muchos males. Aún se recuerda cuando ​en declaraciones de Barbosa como Gobernador ​, indicó que a partir del 2023 se restringiría el paso a todo vehículo con placas foráneas como parte de un plan para que todo aquel que cruzara el Estado se viese obligado a tramitar un “Pase Turístico” o la “Verificación Vehicular del Estado” o ser acreedor a sanciones derivadas de este, excluyendo a aquellos que formasen parte de la CAME, en contravención al artículo 11.º constitucional, que señala: Toda persona tiene derecho para entrar en la República, salir de ella, viajar por su territorio y mudar de residencia, sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes. Pero Miguel Barbosa era un aprendiz de AMLO, con tendencia a la dictadura, y de esa manera ejerció su atropellado gobierno en cuyo lapso se incrementó la inseguridad de manera alarmante. Y es que él, ahora, exgobernador de Puebla que falleció el martes 13 de diciembre, tuvo varios momentos que lo colocaron en el foco de la opinión pública, especialmente por sus declaraciones.

 

LO CIERTO es que del accidente donde perdieron la vida los reconocidos esposos poco se investigó, de acuerdo a la versión del PAN, de tal manera que hasta el momento la hipótesis con mayor fuerza señala la pérdida de control de la aeronave como la causa del accidente en el que fallecieron además de la Gobernadora, el Senador, un asistente de este y dos capitanes. Con el inesperado deceso de la mandataria en funciones, Miguel Barbosa vio una nueva oportunidad de llegar a la gubernatura, ya que las autoridades estatales se vieron obligadas a convocar a elecciones extraordinarias, las cuales se celebraron en junio del 2019. “Y así fue como ganamos en muchas partes del estado, todos los que ganamos el 1 de julio de 2018, porque yo gané, me la robaron pero los castigó Dios”, dijo Barbosa durante el informe del gobierno municipal de Huejotzingo el 9 de octubre de 2019, y aunque no mencionó el nombre de Alonso Hidalgo, la referencia fue evidente para todos los presentes y quienes atestiguaron, gracias al video del evento, las declaraciones del gobernante.

“Diecinueve meses nos tardamos para llegar al 2 de junio de 2019 y la lucha fue a machetazos, porque nos querían extinguir. No pudieron detenernos y con la ayuda de ustedes ganamos”, fue parte del discurso pronunciado por Barbosa aquel día.

 

LA MUERTE de Miguel Barbosa fue por “causas naturales” provocadas por un mal crónico degenerativo, pero ante las sospechas e hipótesis sobre los motivos del fallecimiento, la directora de Comunicación del Gobierno de Puebla, Verónica Vélez, asistió al Congreso de la entidad para emitir un posicionamiento oficial durante la tarde del 13 de diciembre. Según sus declaraciones, Barbosa Huerta murió por causas naturales. La diabetes fue la principal enfermedad que padeció el político poblano. Esta afección provocó que perdiera la capacidad visual, motivo por el cual tuvo que utilizar un lazarillo para guiarlo mientras caminaba en los últimos eventos a los que asistía. Además, en 2013 le fue amputada una pierna, lo que provocó que utilizara una silla de ruedas para movilizarse durante los últimos años de su vida. Miguel Barbosa murió en la Ciudad de México cerca del cuarto aniversario luctuoso de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle a quienes detestaba.

 

EN FIN, a diferencia de otros muertos afamados, Barbosa ha sido objeto de memes no del todo dolorosos sino burlones, acaso por esa actitud que tuvo para con el matrimonio Moreno Valle-Alonso Hidalgo, una pareja muy querida y estimada en Puebla, quien logro la transformación de la capital de ese Estado, permitiendo plazas comerciales y zonas residenciales de primer mundo, no como ahora que la pobreza franciscana amenaza echar por la borda todo lo avanzado. Con todo y eso, descanse en Paz Miguel Barbosa Huerta. OPINA [email protected]