650 científicos, escritores y periodistas piden a AMLO pare sus ataques a la Libertad de Expresión; AMLO los llamará lacayos de los conservadores

123

650 científicos, escritores y periodistas piden a AMLO pare sus ataques a la Libertad de Expresión; AMLO los llamará lacayos de los conservadores

Organizaciones como la Comisión para la Protección de los Periodistas, una ONG internacional ha señalado que las descalificaciones del presidente López Obrador a la prensa buscan desviar la atención a los verdaderos problemas de México. No sólo eso, Jan-Albert Hootsen, representante de ese Comité señala que las descalificaciones del presidente a la prensa son replicadas por sus funcionarios y seguidores. Es por ello que más de 650 científicos, intelectuales, escritores y periodistas han firmado un documento en el que piden al presidente López Obrador que para los ataques a la Libertad de Expresión. Parte de ese documento señala: “Sus palabras son órdenes: tras ellas han llegado la censura, las sanciones administrativas y los amagos judiciales a los medios y publicaciones independientes que han criticado a su gobierno. Y la advertencia de que la opción para los críticos es callarse o dejar el país”. Entre los firmantes están Javier Sicilia, Enrique Krauze, Arturo Ripstein, Enrique Serna, Antonio Lazcano, Gabriel Zaid, Agustín Basave, Álvaro Uribe, Ángeles Mastretta, Arnaldo Kraus, Claudio X González, Enrique Florescano, Héctor Aguilar Camín. Muchos de ellos del grupo Nexos. Sin embargo, a ese grupo se ha sumado una cantidad de periodistas, científicos que ven en las embestidas de AMLO a la prensa un peligro para la democracia en este país. ¿Cuál va a ser la respuesta del presidente de México? Por supuesto la descalificación, el desdén. Los va a llamar lacayos de los conservadores, muy en su estilo.

¿Y el pueblo bueno, el pueblo sabio ganó algún premio de la rifa del avión? ¡Ni uno! 42 empresarios sí ganaron

En los últimos dos días antes de la rifa del avión se hicieron colas enormes de personas que de último momento acudieron a comprar su cachito de la rifa. Algunos fueron motu proprio, otros tenían que mostrar su cachito en el trabajo, porque el jefe se los exigía. En redes sociales abundaban las fotos de los incautos que compraron su cachito, algunos decían: “Soy pobre, pero compre mi cachito”. ¿Alguno de estos pobres ganó premio? ¿Alguien del pueblo bueno y sabio de López Obrador ganó premio? ¿Algún político o funcionario público, de esos que presumían su cachito en redes sociales compraron premio? Sí claro, ya sabemos que ellos lo hicieron por altruismo, por apoyar la causa del presidente, el premio nunca les importó. Pero, aunque les hubiera importado, nadie, ni pobres ni pueblo bueno y sabio ni políticos ni funcionarios públicos, nadie se ganó un premio. De acuerdo con el informe que mostró el presidente López Obrador 42 empresarios, esos que compraron millones en boletos, ganaron premio; el INSABI (algún hospital que recibió gratis el boleto) ganó 13 premios; la Lotería Nacional se quedó con 16 premios; los sindicatos con 5 premios y 24 cachitos premiados, no se vendieron. Así las cosas, ahora vemos que al menos, en eso de la suerte, el pueblo bueno y sabio no es el primero.

¡Cuidado con las consultas! En un futuro la consulta será para enjuiciar a López-Gatell por los miles de muertos por coronavirus. Pregúntenle a Robespierre

Joseph Ignace Guillotin, el creador de la guillotina, no murió guillotinado como cuanta la leyenda; pero Robespierre sí. Robespierre fue líder del llamado “Reino del Terror” en Francia a finales del siglo XVIII, Durante esa época Maximilien Robespierre “gobernó Francia de forma autocrática, sumiendo al país en un período de persecuciones políticas, incertidumbre generalizada y continuas ejecuciones por traición, sedición, conspiración, entre muchos otros crímenes”. Robespierre hizo uso de la guillotina para acabar con sus enemigos políticos. Esa guillotina hoy se llama “consulta pública” y los ciudadanos incautos son utilizados para ejecutar públicamente y de manera arbitraria a quien el gobierno señale como enemigo público. Pero cuidado, a muchos políticos, gobernadores, senadores, diputados y a militantes de Morena se les hace que la consulta es un instrumento de justicia que siempre estará de su lado. Esos que impulsan la consulta no entienden que con el paso de los años el poder les será retirado. Entonces, cuando sus adversarios políticos gobiernen, serán ellos los que los pongan en el matadero. Una de las posibles reses es Hugo López-Gatell, a quien le están documentando cada infectado de coronavirus, cada muerto; a quien están responsabilizando por esos muertos. En un futuro, ya estando Morena fuera del poder, López-Gatell, muy engreído ahora, será un suculento platillo para esa consulta pública; es decir, para poner su cabeza en la guillotina política. Robespierre, quien utilizó ese instrumento de muerte para eliminar a sus enemigos políticos, perdió la cabeza en la guillotina junto con 21 de sus colaboradores.

Armando Ortiz                                    Twitter: @aortiz52                  @lbajopalabra