Verba Brava Por: Antonio Trujillo y Perdomo/SIN ENVIDIAS SÍ TRIUNFAN

1125

 

Dos posibilidades de triunfo existen entre ciudadanos mencionados para ocupar una candidatura a presidencia municipal, la de los municipios de Veracruz y de Xalapa.

Aún siendo temprano para los tiempos oficiales de inicio de actividades de inscripción y precampañas es menester ocuparse de ellas por la importancia que revisten tales municipios de los 212 que estarán en disputa en este 2017.

Aún sabiendo que el abanico de posibilidades será amplio de entre la diversidad menciono al panista  Fernando Yunes Márquez y a la, hasta ahora sólo simpatizante de Morena, Martha Grayeb del Álamo, el primero para el municipio donde también se encuentra el Puerto más importante del Golfo de México y la segunda para la emblemática capital del Estado.

De Fernando podría decirse que decidiría montarse en la buena fama de su hermano Miguel Ángel alcalde de Boca del Río, y la de su padre Miguel Ángel que chambea de goberneytor y que a 50 días de iniciada su administración empiezan a notarse algunos resultados a nivel instituciones, que al parecer es de lo que le dará apenas tiempo, porque de otro tipo de obras sería hasta después de Semana Santa.

Obvio que desde su posición de Senador de la República atraerá reflectores para tratar de sustituir al actual alcalde neopriista Ramón Poo, quien no tiene su popularidad en muy buen nivel que digamos. Aunque la neta es que ningún priista en el país podría jactarse de mantener, al menos,  nivel competitivo.

Su juventud, lo entrón y la cobija panista-perredista le dan calorcito suficiente para sentir que puede triunfar en la contienda; desde la perspectiva de sus asesores es su tiempo, pero no deberá olvidar el otro lado del cristal ya que existen panistas de muchos años y participación partidista que no están de acuerdo de que en Veracruz continúe dominando un solo apellido, los Yunes.

El fuego azul intentaría quemarle los aparejos y hacerlo zozobrar, pero lo verdaderamente lamentable sería que en el PAN o en el PRD surgieran “traidores” a la posible postulación a la alcaldía de Chykifer y en el afán por perjudicarlo esos (as) traidores se entregaran de a pechito a las hordas tricolores depredadoras de Veracruz, sólo por practicar un pecado capital conocido como ENVIDIA, y porque a los aspirantes de sus grupos, con poquísimas posibilidades de triunfo, los borraran de la lista.

Finalmente al goberneytor Miyuli, al alcalde Chikiyunes y a Chikifer les conviene ganar Veracruz, lo mismo que al PAN y al PRD, queda en el aire la pregunta si a los electores del municipio les convendría que ganara el todavía Senador de la República. ¿El apellido importa?

Encuestas serias y profesionales –no de las mandadas a hacer a la medida- en el municipio costeño deberán tomarse en cuenta, ver ambos lados, debilidades y fortalezas, simpatías y antipatías. Y dentro de los partidos detectar por qué algunos (as) no desean que Fer pudiera ser el candidato. Les hace falta un lavado, secado y planchado, con la raya bien quebrada para que no falle.

Lo que no deja de ser cierto es que en Xalapa la capital del Estado, la franquicia de Andrés López, o sea Morena, no tiene hasta la fecha un precandidato que garantice un posible triunfo en la municipal, don Manuel Huerta Ladrón de Guevara representante estatal de ese partido anda preocupadísimo por rescatar recursos económicos de los que dice, ya le dieron al PAN yal PRI y que a ellos se los han retrasado quién sabe con qué fines.

El ex candidato a la gubernatura Cuitlahuac García, hijo del profesor perredista Platanecio García Durán no contenderá por la alcaldía de Xalapa ya que se sabe ha decidido esperar la gubernatura del estado en 2018, a ver si le alcanza el vuelo que trae de 2016.

El 5 de Febrero estará por enésima vez de visita en Xalapa Andrés Manuel, para seguir peleándose con Miyuli y con quien se le ponga enfrente, en su agenda de trabajo debía considerar una platicadita en privado entre tres; Manuel Huerta, Martha Grayeb  y él, de esa plática podría surgir una candidata natural y con verdadero perfil competitivo para la alcaldía de Xalapa.

El apellido Grayeb es conocido en Xalapa desde hace 100 años y por encima de los apellidos de Justo Fernández y de Nicanor Moreira, posibles precandidatos por la alianza PAN-PRD, lo detenta una dama empresaria de carácter fuerte, decidida, inteligente y profesionista universitaria.

La doctora Grayeb no es perita en dulce ni monedita de oro, aunque es altamente reconocida en todos los estratos sociales del municipio y sus  seis Congregaciones por su sencillez, altruismo y participación ciudadana.

Es también reconocida por su inclinación política hacia los partidos considerados de “izquierda” al grado que los gobiernos priistas han emprendido acciones violentas inclusive contra sus propiedades destrozándoles fachadas y otras travesuras.

Formó parte del grupo apoyador del “Gobierno legítimo” del Peje, y hasta tiene su credencial que lo prueba. Si el Peje y Manolo Huerta ignoran a la Grayeb, allá se lo aiga Morena.

Una por conocida y otro por conocer, cada uno y en partidos diferentes serían triunfadores en Veracruz y en Xalapa. El PRI no cuenta, ni contará.

GUIJARRO:  El diputado del PRI César Camacho recibió jitomatazos del respetable público de la sociedad, porque los diputados federales priistas se adjudicaron un bono considerado fuera de lugar. ¿Merecía la tomatina?