Veracruz sin protección para su población autista

144

 

Xalapa, Ver., 23 de mayo de 2017.- Aunque en México existe una normatividad federal como la Ley para Prevenir y Erradicar la Discriminación, en Veracruz, se carece de mecanismos para la atención de personas con espectro autista así como de otras normas que protejan su derecho a la salud, educación y a un trabajo digno.

En Veracruz, los representantes de elección popular que han sido integrantes del Poder Legislativo, no se han preocupado por establecer mecanismos de protección para ese segmento de la población veracruzana, cuyos derechos están enmarcados también en el ámbito internacional.

Por ello, es preciso y emergente diseñar políticas públicas reales, efectivas, de fácil manejo para la población autista que les permita sentirse protegidos y vean cristalizados sus ideales de inclusión social y laboral.

En entrevista, la psicóloga Marissa Serrano Camposeco, integrante de la Asociación Civil, Kaná “Siendo extraordinarios”, dio a conocer que este próximo miércoles, a invitación de la diputada local, Cinthya Lobato Calderón, se establecerán unas mesas de trabajo para dar a conocer las necesidades de personas con espectro autista, quienes viven diariamente carencias para su sano desarrollo humano.

Con esos trabajos, se buscará generar propuestas que pongan en acción los mecanismos jurídicos que den certeza a los derechos humanos de este sector que se encuentra en situación de vulnerabilidad. La cita es el próximo miércoles de 9.30 a 15.30 horas en el auditorio Sebastián Lerdo de Tejada del Congreso del Estado.

Urgente, contar con un censo de población autista

De igual manera, explicó Marissa Serrano, que no se tiene una estadística concreta, puesto que para ello es necesario realizar un diagnóstico completo, que implica aplicar y realizar una serie de pruebas y exámenes a menores para de esa manera descartar otros padecimientos que no sean del espectro autista.

“Es de suma importancia realizar todos los exámenes y pruebas para tener un diagnóstico correcto y concreto”, señaló.

Por carecer de políticas públicas para la población autistas, no cuentan con apoyos gubernamentales, “pero eso no impide seguir adelante tocando puertas, seguiremos haciéndolo por KANÁ, por los niños y padres de familia que conforman este gran equipo y por los futuros niños y familias que apoyaremos”, concluyó.