Taxistas están cansados de extorsiones

341

Taxistas están cansados de extorciones

*Jefe de servicios cobra todo trámite, aunque sea gratuito

*Es solapado por el delegado y el director de transporte publico

 

 
Córdoba, Ver., a 16 de junio del 2016.– Taxistas del municipio de Córdoba y sus alrededores están cansados, por no decir hasta la madre, del jefe de servicios de la delegación de transporte publico de esta ciudad, debido a que todo tipo de tramite aunque sea gratuito es cobrado por este servidor público en complicidad con el delegado quien es un policía vial egresado de la academia de policía El Lencero.

 

A través de supuestos operativos rutinarios implementados por el delegado Eduardo Sánchez Antonio, quien es egresado del Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS) de El Lencero y pertenece a la primera generación de la Policía Vial, deja en manos de Jesús Varillas González, “El Varillas”, jefe de servicios a todos los conductores y permisionarios de taxis para que este haga el trabajo sucio de extorsionarlos, inventándole un sinfín de pretextos.

 

Además de hacer el cobro de manera indebida de permisos de carga, permisos de renovación, y por concesiones nuevas entre 200 y 500 pesos, no siendo esto lo único, sino que en caso de hacer una detención de unidad en los “operativos” para no levantar hojas de procedimiento cobra entre 3 y 5 mil pesos a cada concesionario.

 

Situaciones que señalan los taxistas y permisionarios quienes por miedo a represalias hacen un llamado al secretario de seguridad pública y al propio gobernador del estado que en su tierra se cometen todos estos atropellos y extorciones por empleados de cuello blanco.

 

Donde los afectados señalan que tienen que cuidarse más del personal de transporte público que de los asaltantes o de la delincuencia organizada, porque los delincuencia ahora anda con uniformes debido a que dicen estas solapados por Roberto Santoyo, director de transporte público, jefe de la mayor banda de extorsionadores en el estado.

 

De continuar estas acciones de la misma manera y siendo afectados por el delegado y el jefe de servicios de transporte público, tomaran medidas drásticas desde la toma de la delegación o la toma de la dirección general de transporte publico debido a que es de suponerse que no habrá sanción para estos servidores públicos que ahora son más extorsionadores que los propios delincuentes.

 

Además de que tras hacer las respectivas denuncias ante la dirección general de transporte público, las secretarias que toman las llamadas solo asignas un número de folio, el cual nunca le da seguimiento la secretaria de seguridad pública debido a que en el caso del delegado es egresado del Centro de Estudios e Investigación en Seguridad (CEIS) de El Lencero y pertenece a la primera generación de la Policía Vial, más aun ahora que los empleados del duartismo buscan a toda costa embolsarse lo que más puedan antes de la renovación del gabinete estatal.