Solicitan a Conanp y Semarnat transparentar acciones de protección a nuevos arrecifes en Veracruz

86

 

  • Es responsabilidad de estas autoridades evitar daños a las estructuras coralinas
  • Recibe Rainbow Warrior más de 5 mil  personas en Veracruz; zarpa hacia Yucatán

 

Organizaciones ambientalistas e investigadores solicitaron a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) y a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) transparentar la ubicación de los nuevos arrecifes que le fueron reportados por la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) e incluirlos, junto con el arrecife de La Loma, en el polígono del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV), para evitar que sean dañados por la obra de la ampliación del Puerto de Veracruz.

 

En el marco de la visita a Veracruz del barco de Greenpeace Rainbow Warrior, esta organización junto con la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), el Centro Mexicano de Derecho Ambiental, y académicos de la Universidad Veracruzana dieron a conocer el hallazgo de estructuras arrecifales no emergidas, conocidas como La Loma, que se extienden dentro y fuera del polígono del PNSAV que requieren protección; este descubrimiento fue confirmado después por la Gerencia de Ingeniería de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver),  quien señaló que detectaron 6 nuevos arrecifes que ya fueron reportados a Semarnat y Conanp, las autoridades responsables de su protección.

 

De acuerdo con investigadores de la Universidad Veracruzana, el arrecife de La Loma incluye 227 hectáreas de arrecifes coralinos -equivalentes a 426 campos de fútbol- que están sin protección, y que están amenazados por las obras de ampliación del Puerto.  Esta superficie se sumaría a los 6 arrecifes detectados por  Apiver.

 

“Es responsabilidad de la Conanp y Semarnat evaluar de inmediato la situación de los nuevos arrecifes y  transparentar su ubicación para que se incorporen a los límites del Área Natural Protegida y tomar medidas para su protección, que van desde la modificación del polígono del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano hasta suspender la autorización de impacto ambiental de la ampliación del puerto de Veracruz hasta que sea considerada y evaluada la reciente información. Es urgente que estas autoridades actúen para evitar un daño mayor al ecosistema”, declaró Xavier Martínez,  Director Técnico operativo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental.

 

“La buena noticia es que la propia Apiver reconoce la presencia de nuevos arrecifes y la urgente necesidad de protegerlos. Es turno de la Semarnat y Conanp incorporar la reciente información en el programa de manejo del PNSAV -pendiente por publicarse- a fin de garantizar la protección del sistema arrecifal y nuestro derecho a un medio ambiente sano”, señaló Gustavo Ampugnani, director Ejecutivo de Greenpeace México.

El doctor Leonardo Ortiz, biólogo e investigador de la Universidad Veracruzana, destacó la importancia de incluir las nuevas informaciones en la Manifestación de Impacto Ambiental. “El valor ecológico de los arrecifes no puede fragmentarse; es necesario hacer una evaluación integral de las nuevas estructuras para saber los beneficios sistémicos que ofrecen, e incorporarlas en mecanismos de protección.”  Destacó la importancia que estos sitios tienen para los pescadores locales.

 

Finalmente, Aida Navarro, vocera de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA), destacó que “Semarnat y Conanp deben proteger los nuevos arrecifes dentro del PNSAV, de lo contrario estarían faltando a convenios internacionales que México ha suscrito como el de la Convención Ramsar, tratado intergubernamental para la protección de humedales, y el Convenio sobre la Diversidad Biológica”.

  • Zarpa Rainbow Warrior de Veracruz hacia Yucatán

Este lunes dejó el Puerto de Veracruz el barco de Greenpeace Rainbow Warrior donde además de ser una plataforma para la exigencia de la protección de arrecifes recién hallados, también recibió a más de 5 mil personas, quienes conocieron de cerca el trabajo de la organización y la problemática que enfrenta este puerto, a través de una exposición fotográfica y una serie de charlas entre investigadores y ciudadanos.

El barco se dirige ahora a Puerto Progreso, Yucatán, a donde arribará el 6 de enero para trabajar con comunidades mayas e impulsar una declaración conjunta de los gobiernos de la Península de Yucatán en apoyo a la agricultura ecológica, libre de agroquímicos y transgénicos. La gente puede sumarse a esta exigencia a través de la páginawww.greenpeace.mx/somosguerreros.