Ruta Cultural Por: José Miguel Naranjo Ramírez/EL MES DE LOS LIBROS (IV) “Otros se jactan de lo que han escrito, yo me jacto de lo que he leído”.

1342

Con la presente columna concluimos la tetralogía dedicada a festejar el día internacional del libro, en esta ocasión el escritor elogiado fue Miguel de Cervantes Saavedra. Decidí concluir las columnas del mes de los libros con el cuento de Jorge Luis Borges titulado: “Pierre Menard, Autor del Quijote”, sin dejar de manifestar antes de entrar en materia, que si algún día tuviera la oportunidad de influir en alguna editora que quisiera reimprimir el Quijote, sugeriría se imprimiera la obra con el prólogo: “Elogio de la Locura” de Erasmo de Rotterdam, contenido: el Quijote en sus dos partes, de Miguel de Cervantes Saavedra, y como epílogo: “Pierre Menard, Autor del Quijote” de Jorge Luis Borges.

El cuento lo puede encontrar en el libro de cuentos titulado “ficciones” de Borges, el contenido del cuento está integrado cuando mucho de cinco páginas, pero es tan complejo que resultaría más fácil leer cualquier libro común de cien cuartillas. El personaje central es Pierre Menard, quien fue un escritor francés que existió en la realidad y escribió varios libros de calidad que son pocos conocidos, Borges utilizó a Menard, porque Borges conocía lo desconocido.

Nos narra el cuento que Menard tenía la intención de escribir un nuevo Quijote, aprendió el español, un español fino, con clase, no como el vulgar con el que escribió Cervantes, Borges nos transcribe dos párrafos del Quijote, uno escrito por Cervantes y otro por Menard, los párrafos dicen exactamente lo mismo, pero Borges argumenta que está mejor escrito el de Menard y en esta parte del cuento es donde considero se encuentra el mensaje central e importante del escritor argentino, por los siguientes motivos.

Primero: Borges con el cuento realiza todo un elogio a Cervantes y al Quijote, porque nos está diciendo el escritor que nadie puede igualar a Cervantes y tampoco nadie podrá escribir otro don Quijote de la Mancha, la obra es perfecta y eterna por lo menos en este mundo.

Segundo: al transcribir dos textos iguales, Borges está realizando una enorme crítica literaria a los escritores del siglo XX, porque todo lo que se escribía era una repetición del pasado, no se innovaba, no había creación, ni invención, como dice la tesis de Wittgenstein, uno de los filósofos revolucionarios del siglo XX: “el límite de mi pensamiento es el límite de mi lenguaje” por eso hasta donde hayamos leído, hemos vivido y hemos conocido.

Tercero: con el cuento “Pierre Menard, Autor del Quijote”, Borges estaba renovando la forma de escribir, no estaba destruyendo, estaba construyendo la literatura, con esto nos enseña Borges que la inteligencia es producto de pensar, analizar e inventar, a Borges le sobraba todo eso.

“Pierre Menard, Autor del Quijote” es un pequeño cuento que bien se necesita toda una vida dedicada a la lectura para poder comprender su mensaje, en el cuento se puede percibir el genio de Borges, un maestro de la ironía, es una enciclopedia intelectual, un verdadero reto su lectura e interpretación.

El Doctor Pablo de Ballester, quien fue Obispo de la Iglesia Ortodoxa Griega en México, manifestó que Borges era un heredero directo de Cervantes: “Después de Cervantes, Borges”, porque para el Doctor Pablo de Ballester, Borges es el gran innovador de la lengua española en el siglo XX.

La tesis que sostuvo Borges toda su vida fue que leer es más importante que escribir, porque cuando se lee se está reescribiendo el texto, por eso cuando le pidieron recomendara cien libros que había que leer, solicitándole fuera él el prologuista de ellos, siempre concluyó los prólogos manifestando: “Otros se jactan de lo que han escrito, yo me jacto de lo que he leído, no sé si sea buen escritor pero quiero ser un excelente lector”

Para concluir, el personaje Borgesiano resultó ser otro Quijote, por intentar reproducir el Quijote palabra por palabra para tener una perfecta interpretación, esto humanamente es imposible, por lo tanto, el mensaje es que el Quijote hay que leerlo y releerlo toda la vida, porque es inagotable e inacabable. Vivan los libros.

Correo electrónico: miguel_naranjo@hotmail.com