“Proteger los arrecifes, eso sí cuenta mucho”, dicen ambientalistas a Semarnat

277

 

 

-Exigen el reconocimiento del arrecife de La Loma y modificación del proyecto de ampliación del Puerto de Veracruz

 

Activistas de Greenpeace colocaron el ícono de ubicación de un mapa y el mensaje “Proteger los arrecifes, eso sí cuenta mucho”,  para señalar la localización del arrecife La Loma, el cual quedó excluido de la Manifestación de Impacto Ambiental de la ampliación del Puerto de Veracruz pese a estar dentro del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano (PNSAV) y que está en riesgo por la obra.

La organización ambientalista realizó esta actividad para respaldar la exigencia del Centro Mexicano de Derecho Ambiental y académicos de la Universidad Veracruzana quienes han trabajado para que las autorizaciones para la construcción sean revocadas y se modifique el proyecto a fin de proteger los arrecifes de la zona, que son de vital importancia para el contexto social y económico de la región.

El arrecife de La Loma es un reciente hallazgo de investigadores de la Universidad Veracruzana, quienes explicaron que se trata de un arrecife coralino no emergido (que no puede verse a simple vista) dentro del PNSAV, el cual se encuentra muy cerca del área de influencia de la obra de la ampliación del Puerto de Veracruz, y debería tener un mayor resguardo por encontrarse dentro del Área Natural Protegida.

De acuerdo con imágenes satelitales de las investigaciones en el área, se ha demostrado que el dragado y la construcción del puerto están dañando los arrecifes debido a que las barreras para evitar que llegue el sedimento al PNSAV no están funcionando de la manera correcta.

 

Con este argumento, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental y la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) han emprendido una serie de acciones legales para tratar de modificar el proyecto de la ampliación del puerto y proteger el corredor arrecifal de Veracruz.

Las organizaciones ambientalistas hicieron un llamado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas a que cumplan con su labor de salvaguardar el medio ambiente y revoquen las autorizaciones de la obra a fin de garantizar la conservación del ecosistema más allá de los discursos.