Política Ficción Por: Jorge Marín Barragán/Estado de México reflejo de lo que puede ocurrir.

806

Es de suma importancia lo que ocurre en el Estado de México ya que es el laboratorio electoral de lo que puede ocurrir en el 2018 cuando se elija al próximo Presidente de la República, en este escenario podemos darnos cuenta que las alianzas y acuerdos en torno al Pacto por México continúan pero que también subsiste, con acuerdo o no, la decisión de dividir a la oposición.

Más que claro está que entre lo acordado para lograr el respaldo del PAN y el PRD al Pacto por México fue la de otorgarles, entre otras cosas que no sabemos, el gobierno del estado de Veracruz, por eso se explica que aún sobre la presunta rivalidad entre los actores locales hayan permitido la alianza entre estos partidos, a pesar también, de que muchos de los integrantes de esa coalición hayan tenido acuerdos de distinta naturaleza con quien era gobernador.

La lectura que se puede dar a la elección del estado de México es que entre los acuerdos estaba el de respetar esa entidad para el PRI, por esa razón puede ser que se haya evitado la alianza entre PAN y el PRD o cualquier otra alianza que pusiera en riesgo la continuidad del PRI.

Desde finales del ´pasado 2016 diferentes actores de partidos integrantes del otrora bloque progresista, PRD, PT y MOVIMIENTO CIUDADANO buscaron afanosamente que el Senador Alejandro Encinas fuera el candidato común de la oposición en el Estado de México, tal candidatura aunque era vista con aceptación por militantes de MORENA no próspero y se complicó la posible alternancia en la entidad de donde es originario el Presidente Enrique Peña Nieto.

Andrés Manuel se apresuró a destapar a la maestra Delfina Gómez Álvarez y con esa acción descartó cualquier posibilidad de alianza entre la oposición, el PRD se decidió por Juan Zepeda aunque puede suponerse que nunca tuvo intención de aliarse, el PT presentó a Oscar González Yáñez como su candidato y decidió participar en la contienda.

Dante Delgado impulso hasta el final la candidatura de Alejandro Encinas a quien hacía referencia como el mejor candidato que pudiera tener la oposición, al no ser posible contender con un buen prospecto como lo era el exjefe de gobierno capitalino, MOVIMIENTO CIUDADANO decidió no presentar candidato en la contienda del Estado de México.

En ese contexto las probabilidades de que el PRI conserve el gobierno del Estado de México son considerables, el PAN obtendrá  un buen número de votos al igual que el PRD, López Obrador sabe que es una misión muy complicada remontar las preferencias que lo ubican en el segundo lugar y que necesita de los votos de otras fuerzas políticas afines por ello su llamado al PRD y PT para que declinen por su candidata.

La acción de Andrés Manuel parece a destiempo pero también puede considerarse un desatino ya que su llamado lo acompaña de señalamientos ofensivos, acción que no abona a la unidad y mucho menos a la declinación, MOVIMIENTO CIUDADANO al no participar no es parte de la división de los votos, su decisión le dio lectura a tiempo del escenario político que se vive, para derrotar al sistema es necesario la unidad de la oposición y encaja perfectamente en el llamado que hace López Obrador, solo que esa unidad se construye en tiempo y forma y con respeto a todos.

Esperemos que todos aprendamos la lección, de no hacerlo se corre el riesgo que el escenario del Estado de México sea reflejo de lo que puede ocurrir en la elección presidencial.

 

JORGE MARIN BARRAGAN                  Orizaba, Ver. A 14 de mayo de 2017.