Palabras Mayores Por: Rubén Ricaño Escobar/VERACRUZ UN ESTADO QUE DEBE SER RESCATADO

421

Es impresionante lo que ocurre en Veracruz, los actores políticos enfrascados en declaraciones que nada aportan, cuando nuestro estado ha sufrido el mayor daño de su historia en todos los sentidos.

Partamos del hecho insoslayable de que los últimos gobernadores hundieron a Veracruz en la quiebra económica, la pobreza, la inseguridad y la corrupción, el rompimiento y daño del tejido social y que, prácticamente destruyeron instituciones, el estado quedó devastado, el daño que nos infringieron, sobre todo los dos últimos gobernadores, no solo es grave, es inconmensurable y pasarán décadas para recuperarnos de eso. Se dañó la economía, la planta productiva, la seguridad, el andamiaje legal, se socavaron las instituciones el panorama veracruzano es similar por sus efectos a una zona de guerra, los efectos siguen y seguirán sintiéndose con mucha fuerza durante los próximos años, miente quien afirme que en 100 días se pueden ver resultados, fueron diez y ocho años de robo, y saqueo institucionalizado, el daño real es incuantificable.

Después de una guerra hay planes de rescate y salvación, todos se unen, hasta el enemigo para rescatar a los países que se llevaron la peor parte, Veracruz no ha tenido ni eso, por el contrario, semejantes a aves de rapiña los políticos pugnan por los redrojos que aún quedan ¡Pobre Veracruz!

Por un lado los diputados del PRI y Morena se oponen a la reestructuración de la deuda propuesta por el gobierno del Estado, supongamos que tienen razones válidas, pero ¿Ha escuchado usted que ellos hayan presentado algún plan alterno para rescatar al estado del gran quebranto financiero que dejaron los gobiernos anteriores? Reflexionemos en eso, pues este no es momento de solo oponerse sino de sumarse, unir esfuerzos e ideas, anteponiendo los mezquinos intereses electorales al superior interés de la patria chica y de los veracruzanos, para todo político y para todo gobernante lo primero que debe importar son las personas.

Por otro lado, Andrés Manuel López Obrador apostándole al divide y vencerás viene a zopilotear Veracruz, hace declaraciones incendiarias y  poco constructivas para llevar agua a su molino, pero graciosamente rehúye al debate y no hace una sola propuesta para sacar a flote el barco hundido de Veracruz, por el contrario se ofende y defiende si meten a la cárcel a algún duartista, según él las detenciones son solo propaganda y cortinas de humo ¡Hombre! Pues bienvenida esa propaganda, ojalá cada día nos dieran esas “cortinas de humo” en las noticias de que ya cayó otro saqueador o cómplice de Duarte. Dante Delgado es otro actor político que ahora defiende y solapa al duartismo, calificó de “aberración legal” la detención de Flavino Ríos Alvarado, olvidándose que la verdadera aberración es lo que hicieron estos sátrapas con Veracruz y que es una aberración mayor que su partido esté postulando como candidatos a las presidencias municipales a duartistas recalcitrantes.

Y como dicen en mi pueblo: “Para acabarla de amolar” llega Héctor Yunes con su “corte de caja” a los 100 primeros días de gobierno estatal, bueno, eso está para Ripley, este Senador nunca dijo pío cuando sus correligionarios del fidelato y el duartismo estaban saqueando impunemente a nuestro estado, nunca le hizo un corte de caja a Duarte quien no solo saqueó a Veracruz sino que se burló de él y lo hizo ver como una persona sin dignidad enfrente de cientos de priistas en el bochornoso episodio de la caña de pescar, sumiso y obediente bajó la testuz y aceptó el agravio, de verdad está de vergüenza que ahora nos venga con sus cortes de caja.

La realidad es otra, lo serio es el gran daño que le causaron a Veracruz y los veracruzanos sus últimos tres gobernadores, es banal ver el circo que nos están montando los políticos y sus partidos en medio del caos, del desastre en que dejaron a nuestro estado y ninguno de ellos es capaz de sumarse al trabajo de reconstrucción de Veracruz que pasa por la reconstrucción de sus instituciones laceradas, el rescate financiero, el encarcelamiento de Duarte y sus secuaces que están siendo protegidos ni más ni menos que por el propio gobierno Federal, ¿Qué de nada sirve meter a la cárcel a esos bandidos si salen con rapidez? Pues sí, también hicieron leyes que les garantizaban impunidad y por tanto la reconstrucción de Veracruz pasa también por los diputados, sobre todo por aquellos que a todo se oponen para que legislen y le pongan dientes al Código Penal y otras leyes y así, con herramientas legales certeras podamos meter a la cárcel por largo tiempo a quienes se corrompan y roben.

Los problemas de Veracruz son graves, serios y profundos y los ciudadanos no debemos engancharnos con el circo político, debemos exigir acción, hechos y resultados a  quienes gobiernan, desde los alcaldes, síndicos y regidores, pasando por los diputados locales, federales y los decorativos Senadores, hasta el Gobernador y el Presidente de la República, sean del partido que sean, todos tienen la responsabilidad moral de trabajar para rescatar a Veracruz.

rubenricano@cmdmexico.com