Opinión Finanzas/ Por: Lino Perea Flores/ RENEGOCIAR EL TLCAN

672
Desde el jueves 18 de mayo de 2017, el Presidente de Estados Unidos de América, John Donald Trump, tuvo a bien notificar al Congreso de su país, la intención de iniciar las negociaciones con México y Canadá, en 90 días, para estudiar las posibles modificaciones o adecuaciones al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA por sus siglas en inglés),que con buena fe de las tres partes interesadas pueden llegar a lograr un mejor acuerdo para todas las partes signantes del mismo.

Con este antecedente, se escogió para llevarlo a efecto a Robert Lightizer, como Representante de Comercio de Estados Unidos, que coincide ideológicamente con el Presidente Trump, para renegociar el TLCAN, que cree firmemente que su país debe tener relaciones comerciales con los países que comercia, pero sobre una base bilateral no multilateral como es el caso del TLC, ya que esto le permitirá a Estados Unidos una manera más efectiva de controlar sus déficits comerciales con otros países, propiciados por el libre comercio. De todas formas, su nombramiento y la notificación al Congreso de iniciar las renegociaciones del TLCAN, han venido a despejar las incertidumbres que se tenían al respecto.

Es importante destacar de todas formas, que el documento enviado al Congreso de Estados Unidos ya no hace mención a una negociación bilateral, ni tampoco habla de aplicar impuestos fronterizos, reglas de origen, ni mucho menos terminar con el TLCAN. Lo importante es que un nuevo Tratado podrá incluir nuevos rubros de importancia como la economía digital, que cuando se firmó el acuerdo vigente no existían; también se destaca, la importancia de incluir derechos de propiedad intelectual, estándares laborales y medioambientales, así como medidas regulatorias y otras.

Existen diversas repercusiones que se deben estudiar a profundidad, como el señalamiento de que la inversión extranjera directa (IED), no se frenará en México, como lo señala la CEPAL. En resúmen, todo indica que vendrá un período de consultas, renegociaciones y análisis, pero que se espera serán para el beneficio de los tres países. Esperemos que así sea.

Comentarios: linopereaf@yahoo.com (*)Maestro en Ciencias y Doctor en Economía por la London School of Economics and Political Science, de la Universidad de Brunel y la Universidad de Londres, Inglaterra.