Opinión Finanzas/ Por: Lino Perea Flores/ EL FUTURO DE LOS PUERTOS MEXICANOS (III)

1169
No es casualidad que las potencias más importantes del mundo se encuentren en Asia en este momento, discutiendo los asuntos de más trascendencia para la humanidad, donde por una parte, las agendas tienen que ver con la integración de bloques económicos como el resurgimiento del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (Trans-Pacific Partnership o TPP por sus siglas en inglés); sin embargo, también tienen que ver con razones de tipo político que últimamente se han visto agravadas por el enfrentamiento que sostienen Corea del Norte y Estados Unidos de América, donde por cierto este país decidió retirarse de este acuerdo multilateral a principios de este año, lo que ocasionó una demora en su firma por los restantes países miembros, que ha sido reconsiderado en esta última semana en Vietnam, por los países inicialmente signatarios del Acuerdo.

 

Por otra parte, es importante destacar que el vecino país del norte, Estados Unidos De América, después de defender el libre comercio durante décadas, ahora a adoptado una actitud proteccionista, que más bien es debida a la pérdida de competitividad de su aparato productivo, que comparado con las productividades y competitividad alcanzadas por otros países, se han visto rebasados y utilizan su fortaleza económica, dado que todavía es la potencia militar y económica número uno del mundo, para refugiarse en una actitud de protección a un tranza en sus intereses políticos y económicos.

 

Dentro de este contexto, conviene destacar que México comienza a salir de un largo letargo, que nos está permitiendo ver hacia el este, el oeste y el sur del mundo, donde nuestros litorales y costas marítimas jugarán un papel estratégico y preponderante, debido a la ubicación geográfica de México en el planeta. En virtud de ello, conviene señalar que el futuro marítimo y portuario de nuestro país deberá ocupar un lugar primordial en el desarrollo político, económico y social de México.

 

En esta lógica, los recursos marítimos y la importancia de nuestras costas mar adentro y mar afuera, habrán de jugar un papel preponderante para poder desarrollar regional y urbanamente, todas las comunidades asentadas a lo largo de las entidades federativas mexicanas con litoral hacia los océanos Pacifico y Atlántico, de tal forma de conectarnos por mar con todos los países del mundo. No hay que olvidar que más del 80% de la mercancía que se transporta en el mundo, se hace por vía marítima, pero que inexplicablemente para nuestro país esta es una asignatura todavía pendiente.

 

En virtud de lo anterior, en los próximos años México sufrirá un cambio trascendental en materia de infraestructura en comunicaciones y transportes marítimos y portuarios, que habrá de transformar el espectro logístico de los puertos y mares del país, que permitirá el traslado de entradas y salidas de las mercancías desde y hacia adentro de México, al mundo. El ejemplo lo tenemos en la manera como aprovecharon los países asiáticos y europeos, el impulso a su desarrollo económico, al utilizar de manera fundamental sus puertos y mares, beneficiando a sus poblaciones a lo largo y ancho de sus costas y litorales marítimos.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios: linopereaf@yahoo.com (*) Maestro en Ciencias y Doctor en Economía por la London School of Economics and Political Science, de la Universidad de Brunel y la Universidad de Londres, Inglaterra.