Números Rojos/ Por: Brenda Caballero/Caiga quien caiga

2373

Disculpe usted si escribo de mujeres en jueves, pero créame no puedo esperar hasta el lunes.

Los sucesos que estamos viviendo involucran a varias féminas que están inmersas en la política veracruzana y que desafortunadamente están dando de qué hablar de manera negativa.

Primero Eva Cadena, diputada con licencia de Morena, a quien grabaron recibiendo medio millón de pesos para su líder moral Andrés Manuel López Obrador. El “cuatro” fue tan bien puesto que de tener altas probabilidades a ser alcaldesa por Las Choapas, ahora, aparte de ser separada de su fracción parlamentaria y cancelada su candidatura, se pasea por la Fiscalía para presentar la denuncia contra quien resulte responsable por su video.

Hay algo que debo reconocer en todo esto, la separación inmediata de su partido. ¿Cuántos casos no hemos visto en las mismas circunstancias y siguen como sin nada? Incluso hasta se premia.

Hasta ahora, Morena actuó como lo dice el dicho: “sí tu mano es ocasión de pecado, córtatela”.

Aquí hago dos reflexiones:

Primera: ¿Morena habría actuado de la misma forma con un varón? Recordemos que hay señalamientos de que Morena recibió dinero en las elecciones pasadas, y todo apunta a que fue a Cuitláhuac García, de acuerdo a lo expresado por Héctor Yunes Landa.

Segunda: Vuelve la crítica a viajar en un vehículo de lujo. La diputada se trasladó en un  auto Mercedes Benz a la  Fiscalía. Antes tendríamos que preguntar ¿es de ella o le dieron el aventón? ¿lo renta o está pagando las mensualidades? Aunque le ha llovido de todo en una semana, la crítica que le haría es ¿Por qué siendo diputada en Veracruz trae placas de la Ciudad de México? Hay que recaudar para el estado y no para Miguel Ángel Mancera.

II

Seguimos con las grabaciones de mujeres ¿será que los hombres no se dejan grabar?

Y de Morena brincamos al PRI. Y la conversación entre  Octavia Ortega Arteaga, ex diputada local  y María del Carmen Castelán, operadora política de Pánuco.

Aunque Tava lleva dos acumuladas; primero, cuando salió de los moches que daba a los diputados y que los llamaba “chocolates”, y otro ventilado en redes el día de ayer, donde no hay “incentivos” sino más bien denostaciones en contra de dos de los principales priístas del estado: el senador Pepe Yunes que goza de una amplia simpatía, y del dirigente del tricolor, Renato Alarcón.

Algo raro se respira aquí, porque a diferencia del caso de Eva que se ve meramente electorero, el de Tava cobra otro tinte: el mensaje.

¿Con quién platicó recientemente la diputada diciendo cosas que no debía?

Es de aclararse que aquí no pasó nada. Tava sigue en el PRI, eso sí muy encabritada por la exhibición pública.

III

Cuando veo un gobernante, un subsecretario, un director, un subdirector, un jefe en turno, siempre viene a mi mente la frase de Benito Juárez: “Nunca abuses del poder humillando a tus semejantes, porque el poder termina y el recuerdo perdura”.

Y es que el recuerdo ha alcanzado a Gina Domínguez Colío, ex vocera de Javier Duarte, quien ahora que sale a la palestra a defenderse y a decir su verdad, todos se le van encima, incluso los mismos a los que apoyó con grandes convenios o a los que les mandaba a traer regalos exclusivos con un personal.

Gina fue considerada varias veces como una de las  mujeres más poderosas de Veracruz; sin embargo, la ambición la alcanzó y hoy el recuerdo también.

Pero ojo, el paso que dio ayer Gina en los medios, siendo noticia, es una señal de que dará batalla, no importando quien caiga.

caballero_brenda@hotmail.com

 

@NumerosRojos_BC