Números Rojos/ Por: Brenda Caballero/Fidel Herrera, ¿extraditado?

3457

“Por allá nos veremos antes de diciembre”, dijo en entrevista vía telefónica el empresario tuxpeño Francisco “Pancho” Colorado Cessa hace menos de un mes a un medio nacional desde la prisión de Bastrop, Texas.

Su declaración fue con relación a que supuestamente se estaba demostrando su inocencia de los delitos que se le imputaban en Estados Unidos: lavado de dinero a través de su empresa Petroservicios y soborno a un juez.

Recordemos que Pancho se encuentra privado de la libertad en nuestro vecino país del norte desde el 2012 y apenas hace un año fue sentenciado a 20 años de prisión. Ante tal condena Pancho solicitó una nueva audiencia ante tres jueces de Circuito para apelarla.

Y dijeran por allí ¡palo! porque la Corte Federal confirmó la sentencia de 20 años. Pero también confirmó el decomiso de sus cuentas bancarias y las de su esposa por 25.5 millones de dólares, así como dos aviones con valor de poco más de 4 millones de dólares.

Ni modo, Pancho pasó a formar parte de la lista de los empresarios, políticos y narcotraficantes que cometen delitos en México, pero son despojados de sus millones en Estados Unidos. Ejemplos son muchos: Luis Carlos Castillo, Javier Villarreal, Herminia Martínez (suegra de Humberto Moreira), Tomás Yarrington, Jorge Torres López, Osiel Cárdenas, Alfredo Beltrán Leyva, Eduardo Arellano Félix y el caso más reciente, el Chapo Guzmán, el que por cierto se rumoró fue un “convenio” de México  con Donald Trump, pues iniciaba su mandato, aunque otros lo llamaron “un regalo del gobierno mexicano” para “sensibilizarlo” de continuar el Tratado de Libre Comercio con nuestro país,  pues como todo empresario, lo único que busca son ganancias económicas y El Chapo le daría mucho, mucho dinero confiscado.

Según informes, EU ha decomisado algo así como mil 222 millones de pesos. ¡Todo un negocio para nuestro vecino!

Pero para un empresario, el dinero nunca es suficiente, menos para el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica que quiere concentrar toda la riqueza que pueda para el beneficio de los estadounidenses.

Ante ello me surge la duda. De acuerdo a las declaraciones de Juan Carlos Hinojosa, el contador de los Zetas, testigo crucial del juicio contra Pancho Colorado donde vincula al empresario con Javier Duarte de Ochoa y Fidel Herrera Beltrán, siendo éste último señalado de recibir 12 millones de dólares de los zetas para financiar su campaña a la gubernatura 2004, ¿existe la posibilidad de que Estados Unidos solicite su extradición? Pues también representaría unos cuantos milloncitos de ganancia.

Fidel Herrera, a quien por cierto le cancelaron a él y su familia la visa americana, es intocable en México, pero ¿podría ser una moneda de cambio para avanzar en las negociaciones del Tratado de Libre Comercio? Recordemos que ya estamos en la cuarta ronda y no hemos concretado nada.

Si vemos con cuidado el panorama ¿Qué empresario, político o narcotraficante pudiera ser de interés para Estados Unidos?

O en el último de los casos ¿A quién podría sacrificar Enrique Peña Nieto?

Javier Duarte ya está preso. Y es precisamente después de la sentencia definitiva de Pancho Colorado cuando un Tribunal Federal confirma el auto de vinculación a proceso de Duarte de Ochoa por la realización de recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada.

Después de la misma sentencia, Karime Macías de Duarte y Moisés Mansur Cisneyros piden asilo en Reino Unido por considerarse presos políticos.

¿Acaso todo esto es una gran coincidencia?

 

caballero_brenda@hotmail.com

@NumerosRojos_BC