LOS POLÍTICOS/ POR SALVADOR MUÑOZ/Anécdotas de la Mesa de Estatutos

3160

En Campeche, donde se celebró la Mesa de discusión sobre los Estatutos del PRI, hay cosas curiosas que destacar, más allá de los acuerdos obtenidos, como por ejemplo, de que ya muchos consideren a Carlos Brito Gómez (Don Charles pa’ los cuates) como el Chabelo del PRI, que si bien igual pudiera disputar esa distinción Manuel Ramos Gurrión, por tamaño (no político, sino de estatura), se lo gana Brito… en un momento dado, en que entre ambos PRIsaurios pudieran verse en pintura, entonces estaríamos hablando del “Chabelo y Pepito del PRI”.

La verdad no sé cuál sea la bronca que haya entre Brito y Ramos Gurrión, pero cada vez que tiene oportunidad cualquiera de los dos, atizan bonito el uno contra el otro.

Hasta cuentan la anécdota de cuando le preguntan a “don Charles” que si era cierto que era muy inteligente Manuel Ramos Gurrión en la PRI-maria, y éste responde:

–¡Qué! No, no, no… era muy (el adjetivo lo reservamos por respeto a ambos personajes pero puede usted poner el que crea).

Hablando de conflictos irreconciliables, cuentan que en Campeche, cuando “don Charles” vio a dos priístas, les gritó: “¡Esto es bueno para Oaxaca!”

Iban juntos, muy platicadores, Pepe Murat y Ulises Ruiz, cuando muchos suponen una rencilla entre estos dos ex gobernadores.

Es curioso, pero mientras se regocija don Carlos por ver a Pepe Murat y Ulises Ruiz platicando como grandes cuates, dicen que él ni Chalo Morgado Huesca aún no logran fumar la pipa de la paz después de que se diera un altercado propio de la edad, cuando ya se dicen las cosas sin cuidar las formas y pareciera que hay de cierto modo, un “valemadrismo senil”.

Dicen que ambos se quieren, pero viejos necios, tercos, obstinados y berrinchudos, ninguno de los dos da su brazo a torcer a pesar de que los amigos comunes han hecho esfuerzos por ponerle una amalgama a esa senecta amistad… sí, porque así como ven, Chalo Morgado ya no se cuece al primer hervor, y si bien siempre goza de bigote y cabellera negra es porque hay de dos: O usa tinte, o es indio (sin carga peyorativa, por favor… cuenta la leyenda que los indígenas se conservan mejor y hasta muy avanzada edad, les empiezan a salir canas).

Quien de plano es seguro que nunca se reconcilie con el clima, será Tío Fide. En esa mesa de discusión celebrada en Campeche, era una mancha oscura entre guayaberas, filipinas y camisas claras. Así es, era el único de traje negro (sin corbata) y muchos suponen que con el saco, era una forma de evitar el golpe frío del aire acondicionado… han de recordar sus famosos tapabocas con el estampado del clásico paliacate, para cuidar los bronquios.

Uno de los temas que vaya que causó hasta once horas de debate, fue el de los “Cha-Pluri-nes” en esta Mesa de Estatutos. La idea es que diputados y senadores de representación proporcional no participen en ningún proceso electoral del mismo modo, a menos que sea por la vía uninominal.

A la hora de votar, Américo Zúñiga Martínez y Renato Alarcón Guevara, alzaron la mano a favor, aunque con un dejo de temor… uno de ellos dijo al otro: “Ojalá y no nos arrepintamos”… ¡y soltaron la carcajada!

Por cierto, al día siguiente, cuando el dirigente del PRI buscó al alcalde de Xalapa, éste ya no estaba… lo encontró vía celular, sólo para enterarse que ya estaba en la Atenas Veracruzana… ¿cómo? si estaban suspendidos los vuelos por el Huracán Franklin. ¡Nada! que el alcalde viajó durante la noche y madrugada, cerca de 11 horas, por carretera para estar atento a lo que sus ciudadanos requirieran ante el paso del meteoro.

Ahora que al hacer un recuento de lo que fueron las mesas, los mismos priistas reconocen que la que menos participación tuvo fue la de Rendición de Cuentas… parece broma, pero es en serio…

smcainito@gmail.com