POR SI ACASO/CARLOS JESÚS RODRÍGUEZ/ Yunes-MR Gurrión: honrar honra

9980

*Soy amigo de mis amigos, siempre

*Urge reabrir Allende o San Carlos

 

DICEN QUE honrar honra, y la presencia del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares -la noche del lunes- en la funeraria Bosques del Recuerdo para rendir homenaje al recién fallecido político de altos vuelos, Manuel Ramos Gurrión ha dejado buen sabor de boca, sobre todo porque el mandatario se apersonó solo, sin séquito de prensa y, mucho menos, seguridad. Llegó alrededor de las 21:45 de la noche, saludó a los escasos políticos de la vieja guardia priista que acompañaron a la familia del ex Senador de la República –porque de los jóvenes ninguno-, y se dirigió a la señora Griselda Rella viuda de Ramos y a sus hijos Rebeca y Juan Manuel con quienes charló largo rato. Su presencia fue respetada por los asistentes al evento luctuoso; nadie se acercó a pedir nada, ninguno perdió el tiempo en reverencias. Ramos Gurrión en su ataúd, seguramente, vivió el momento de respeto y solidaridad del antiguo compañero de partido, de aquel joven que solicitaba sus consejos en los inicios de la carrera que lo llevó a la Gubernatura del Estado, un cargo que añoró el ahora difunto oriundo de Coatzacoalcos, y que a punto estuvo de ejercer en la segunda mitad de los ochentas, cuando se le atravesó en el camino don Fernando Gutiérrez Barrios desplazando, paralelamente, a Mario “el tigre” Hernández Posadas, Juan Maldonado Pereda, Gustavo Carvajal Moreno, Miguel Alemán Velasco, Rogelio Carballo Mullían, Luis Octavio Porte Petit, Mario Vargas Saldaña, Rafael Velasco Fernández, Irma Cué Sarquíz y Demetrio Ruiz Malerva, una “caballada” realmente gorda y vigorosa.

 

YUNES LINARES permaneció más de media hora en las exequias de Ramos Gurrión, quien se inició como secretario del ayuntamiento de Coatzacoalcos con el apoyo del, entonces, “cacique del sur”, Amadeo González Caballero, y poco después, en 1962, ingresó al grupo de oradores en la campaña del candidato a Gobernador Fernando López Arias para, andando los años, convertirse en diputado local, dos veces diputado Federal, Senador de la República, y mucho antes dirigente juvenil del PRI, líder del sector popular y presidente del Revolucionario Institucional en la Entidad, además de delegado del PRI en casi todos los Estados de la República, siendo considerado un “maestro de las artes de la política”, ya que así lo calificó el líder nacional de ese instituto, Adolfo Lugo Verduzco, cuando lo hizo mentor de su hijo. El Gobernador Yunes Linares fue cordial con todos los presentes. Se despidió de la familia, saludó a algunas personas dentro de la capilla ardiente y, acto seguido, se sumó a la plática que un grupo de personas sosteníamos en torno a la vida y obra del político fallecido, entre otros, Alfredo Bielma Villanueva, Luis Bustos García y Mauro Solano, diálogo al que se agregaría Gustavo Murrieta y Jaime Huesca. Recordó a Ramos Gurrión como un maestro, y comentó que en sus inicios lo aconsejó bien. Este martes comentaría el mandatario Estatal en un mensaje al reportero: “Soy amigo de mis amigos, siempre!”, algo que valoramos, porque en estos tiempos la amistad suele ser fingida, y acaso por ello Alberto Moravia, laureado escritor italiano autor de El Conformista, Los Indiferentes y El Desprecio, entre muchas otras obras, solía decir que “La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso hay que salvarla como sea”.

 

Y YUNES Linares, hay que reconocerlo, le fue a demostrar a Ramos Gurrión su amistad, pues aunque el Gobernador ahora es panista y el oriundo de Coatzacoalcos se mantuvo siempre en el PRI, los lazos de amistad permanecieron aun después de la muerte del político, y así lo hizo saber a la familia, y qué bueno que lo ejerció como lo recomienda el Evangelio de San Mateo, capítulo 6, versículo 3 en torno al valor de la discreción en los versículos 1 al 8 de ese capítulo cuando recomienda: “No dejes que tu mano izquierda sepa lo que hace la derecha”. Y es que la generosidad debe ser íntima; forma parte de la esencia de cada persona y no debe ser aireada o exhibida, pues resulta de mal gusto comentar e informar de esas cosas que se hacen para favorecer a otras personas, sobre todo cuando ese favorecimiento entra en la ayuda económica, alimentaria o fúnebre. Yunes Linares en ningún momento nos pidió un comentario como éste, pero honrar, honra, y en las circunstancias como lo hizo, enviando previamente a su secretario particular a verificar que no hubiera políticos encimosos, bien vale la pena reconocerlo.

 

AÚN SE recuerda cuando Ramos Gurrión, tras ser nombrado delegado general del PRI en Guanajuato para el proceso de renovación de ayuntamientos, Lugo Verduzco llamó a su hijo y le dijo: -¿De veras quieres aprender política? Vete con el maestro Ramos Gurrión a Guanajuato: con él aprenderás las artes de la política-. Sin duda, con don Manuel Ramos muere una parte de la historia política del Estado y del País, y fue lamentable, sin duda, que a la capilla ardiente donde velaron sus restos no se apersonara la llamada “nueva clase política priista”, y solo acudieran a solidarizarse con la familia viejos personajes como Marcos López Mora, Ricardo Olivares Pineda, Salvador Valencia Carmona, Eduardo Thomae, el notario Miguel Cornelio y Martha Mendoza Parisi entre otros, pero de los jóvenes ninguno. Y aun cuando este martes le rindieron homenaje en el edificio del Comité Directivo Estatal “tricolor”, evento al que asistieron más por lucimiento que por solidaridad y respeto, lo cierto es que mal se vieron olvidándose de un maestro como era Ramos Gurrión, en el arte de la política. En fin, descanse en paz un buen hombre –con errores y virtudes como todos los humanos-, que hizo de la política una ciencia y oficio honorable.

 

*****

 

SERA HASTA el próximo sábado cuando un juez defina la situación jurídica del ex Fiscal Estatal, Luis Ángel Bravo Contreras, pues en esa fecha concluye la duplicidad del término constitucional que fue solicitado por el propio imputado para presentar pruebas que acrediten su inocencia. Mientras tanto, una enjuiciadora de control le dictó prisión preventiva, y lo más seguro es que se la ratifiquen, mínimo, por un año. Lo cierto es que al paso que van las aprehensiones, el Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares tendrá que rehabilitar el antiguo Reclusorio Ignacio Allende del puerto de Veracruz para “guardar” a tanto detenido del duartismo, y en una de esas, incluso, el Fuerte de San Carlos, ahí donde falleció don José Miguel Ramón Adaucto Fernández y Félix, mejor conocido como Guadalupe Victoria, ​​primer Presidente de México y Gobernador de Veracruz. Algo se tendrá que hacer, porque a decir verdad, en Pacho Viejo ya no caben, y menos cuando terminen ciertos fueros. Así las cosas. OPINA carjesus30@hotmail.com