POR SI ACASO/CARLOS JESÚS RODRÍGUEZ/ MiYuLi: “coopelan o cuello”

7127

122 alcaldes robaron las arcas

*El servilismo de los poderes

 

CIENTO VEINTIDOS alcaldes con severos conflictos para solventar la Cuenta Pública 2016 –y, en algunos casos la de 2015 y 2014- son, a juicio de analistas, muchos “aliados” en una elección donde se recurrirá a todas las fullerías o argucias, sobre todo si se tiene la sartén por el mango. Y es que los ejemplos sobran: Edgar Spinoso Carrera y Vicente Benítez, ex oficiales mayores de la Secretaría de Educación de Veracruz, identificados como “saqueadores” y promotores de empresas fantasmas durante el duartismo, fueron cuasi perdonados por el gobierno azul-mostaza tras la devolución de activos –aeronaves, terrenos, residencias y dinero en efectivo- e, incluso, el segundo debió pasarse al PAN para fortalecer a la caprichosa fracción legislativa “blanquiazul” que no sale de un escándalo cuando ya tiene las pezuñas en el siguiente. Y algo similar ocurrió con Juan Manuel del Castillo, ex subsecretario de finanzas; Adolfo Mota, ex titular de la SEV; Erick Lagos, ex secretario de Gobierno y ex Presidente del PRI Estatal –cuya información ha permitido cuadrar muchos golpes bajos contra sus antiguos jefes-; Jorge Carvallo Delfín y un sinnúmero de funcionarios que la han librado “coopelando” (como decía el chino Zhenli Ye Gon, aquel a quien le encontraron 205 millones de dólares en efectivo, 18 millones de pesos mexicanos, 200 mil euros, 113 mil dólares de Hong Kong, 11 centenarios y un lote de joyas en una residencia de las Lomas de Chapultec), sumándose al proyecto azul o, simple y llanamente, devolviendo bienes que al fin de cuentas no eran de ellos, sino producto de actos de corrupción. Otros no se han doblegado, aún, como Alberto Silva Ramos y Antonio Tarek Abdala que confían en sus defensores al interior de la Cámara Baja del Congreso, sin reparar en que, más temprano que tarde perderán el fueron y estarán a merced de la ley, y aunque alcancen a dejar el País, serían buscados por cielo, tierra y mar, salvo que, finalmente, se dobleguen, aunque para entonces el precio será mucho mayor.

 

Y ES que esa es la tónica del Gobierno azul, y ese seguirá siendo el mecanismo para llevar al poder al hijo consentido: usar la ley para meter en cintura a “rebeldes” y “corruptos” y, de paso, si pudieran cooperar para la causa sería mucho mejor, y ahí está el caso de los García Guzmán-Escalante en Pánuco, que de ser “tapaderas” de Duarte, “pillos redomados” y demás calificativos, ahora son “aliados” y “finas personas”, a tal grado que son quienes organizan a los munícipes y “fuerzas vivas” del norte en favor del alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, futuro candidato del Frente Ciudadano por México a la Gubernatura del Estado, salvo que  Dante Alfonso Delgado Rannauro se ponga en su papel y exija se le tome en cuenta en la competencia, pues en cuestión de aceptación tendría mucha más que el junior.

 

POR ELLO insistimos: qué pasaría si a los 122 alcaldes en conflictos con la cuenta pública del 2016 –2015, 2014 y, para variar 2017- les propusieran: ¿alianza o cárcel?, con seguridad todos responderían al unísono: ¿Cuántos votos y qué tanto de financiamiento necesitan?, porque la política es así: -de toma y daca. Me das y te doy, me apoyas y te respaldo-, y las cosas no cambiarán cuando ya existen ejemplos ilustrativos de cómo se usa el poder a partir de una Fiscalía a modo para desinflar aspirantes al Senado, como le acaban de hacer a la Delegada Federal de la Secretaría de Desarrollo Social, Anilú Ingram, a quien ahora pretenden endilgarle un presunto desvío de despensas de SeDeSol para beneficiar al Colegio de Ingenieros Mecánicos a quienes se las incautaron y a cuyos dirigentes encarcelaron, y actualmente están en posesión de la Fiscalía Especial Para la Atención de Delitos Electorales, cuando en el caso de la organización Yunete, salvo el despido de los tres sacrificados, no ha habido ninguna intención de aplicar la ley contra quienes se aprovecharon de la desgracia ajena para realizar actos de campaña favoreciendo a un color, tendencia y apellido.

 

Y ES que son 122 ayuntamientos de todos los partidos los que incurrieron en presunto daño patrimonial por 718 millones 500 mil pesos, de acuerdo al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), esto según resultados fiscalizadores de la Cuenta Pública 2016, y lea usted qué nombres: desde los persignados panistas, que se dan golpes de pecho, hasta los clásicos priistas y perredistas que se van seguido al baile, y en ese sentido, en Cosamaloapan –gobernado por una alcaldesa priista que es capaz de vender su alma al diablo con tal de salvarse-, se registran observaciones por 133 millones 996 mil 478 pesos, cuando su presupuesto para ese año fue de 166 millones 923 mil pesos, o sea, casi la totalidad de lo ejercido. Otro caso es el ayuntamiento priista de Cosoleacaque, con observaciones por 41 millones 729 mil 953.54 pesos; Catemaco, 40 millones 087 mil 014.24 pesos; San Andrés Tuxtla, por 35 millones 034 mil 730.62 pesos; Coxquihui – la tierra del alcalde en proceso de desafuero, Reveriano Pérez Vega – 27 millones 270 mil 203.68 pesos; Ixhuatlán de Madero, 18 millones 935 mil 365.46 pesos; Mecayapan, 18 millones 596 mil 509.29 pesos; Chinameca, 17 millones 250 mil 573.32 pesos; Coyutla, 12 millones 240 mil 863.46 pesos; Tezonapa, 10 millones 806 mil, 512.31 pesos; Isla,10, 582 mil 214.36 pesos, y Alvarado del perredista y priista, Tavo Ruin, 10 millones 159 mil 070.24 pesos, ayuntamientos que juntos concentran casi el 50 por ciento del presunto daño patrimonial.

 

LA LISTA es grande y la colocaremos en un anexo para que sepa usted como se administraron sus centavos, ya que lo medular es reseñar ¿qué alcalde en problemas no estaría dispuesto a cooperar con el Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y, en consecuencia, con la candidatura de su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez a la Gubernatura, si en aras de lo anterior les perdonan no solo el escándalo de ir a prisión, aunque tengan que devolver una parte. El gobernador, no hay que olvidar, controla los instrumentos de la ley y la justicia –que no es lo mismo-, una representada por la Fiscalía General del Estado y, otra, por el Tribunal Superior, y en ambos casos los titulares fueron impuestos por el mandatario a quien deben no solo el cargo sino lealtad absoluta, aunque en ambos casos rallen en el servilismo. En fin, en la elección que viene se peleará con todo, y si alguien cuenta con los instrumentos que dan ventaja, éste es, sin duda, el titular del Ejecutivo que, para variar, controla, paralelamente, a un cuestionado y dispendioso Congreso del Estado. Así de simple…OPINA carjesus30@hotmail.com

 

 

LISTA COMPLETA DE AYUNTAMIENTOS EN CONFLICTO:

Otros ayuntamientos con observaciones son: Acultzingo, 8 millones, 152 mil 765.29 pesos; Agua Dulce, 6 millones 247 mil 534.97; Álamo Temapache, 3 millones, 745 mil 832.29; Amatlán de los Reyes, 5 millones 388 mil 614.51; Acula, 998 mil 680.38 pesos; Ángel R Cabada, 957 mil 600.55; Aquila, 141 mil 216.50; Astacinga, un millón, 517 mil 221.91; Atoyac, 643 mil 334.04; y Atzacan, un millón 171 mil 244.88. De igual forma, Atzalan, 3 millones 680 mil 269.81 pesos; Banderilla, 5 millones 740 mil 660.25 pesos; Benito Juárez, 3 millones 866 mil 338.82; Camarón de Tejeda, un millón de pesos; Camerino Z. Mendoza, 3 millones 594 mil 189.84; Carrillo Puerto, 5 millones 078 mil 852.80; Cazones de Herrera, 731 mil 334.18; Cerro Azul, un millón 258 mil 951.35; y Citlaltépetl, un millón 888 mil 888.16 pesos. Coacoatzintla, con 2 millones 339 mil 394.15 pesos; Coahuitlán, 449 mil 844.04; Coatepec, 8 millones 018 mil 194.47; Coatzintla, 3 millones 385 mil 943.06; Coetzala, 2 millones 549 mil 733.27 pesos; Colipa, un millón 654 mil 273.30; Córdoba, 4 millones 584 mil 023.24; Cosautlán de Carvajal, 5 millones 463 mil 035.10, y Chacaltianguis, 7 millones 989 mil 190.06 pesos. También, Chiconamel, 284 mil 404.48 pesos; Chiconquiaco, 296 mil 362.81; Cotaxtla, 3 millones 451 mil 905.96; Cuichapa, 528 mil 856.39 pesos; Cuitláhuac, 610 mil pesos; Chicontepec, 3 millones 717 mil 632.61 pesos; y Chinameca, 108 mil 082.23 pesos. El Higo, un millón 849 mil 188.35 pesos; Filomeno Mata, 6 millones 040 mil 058.64 pesos; Fortín, 410 mil 663.68; Hidalgotitlán, 141 mil 325.03; Huatusco, 6 millones 312 mil 497.52 pesos; Huayacocotla, 4 millones 796 mil 889.04; Hueyapan de Ocampo, 7 millones 121 mil 633.13 pesos; Huiloapan, 727 mil 688.41; Ignacio de la Llave, 6 millones 409 mil 947.07; Ilamatlán, 972 mil 124.36; Ixhuatlán del Café, 2 millones 848 mil 270.63; Ixhuatlán del Sureste, 5 millones 483 mil 040.39; Ixhuatlancillo, 2 millones 047 mil 425.02; Jáltipan, 3 millones 692 mil 587.69; Jamapa, un millón 674 mil 244.63; Jesús Carranza, 2 millones 123 mil 403.06; Landero y Coss, 176 mil 517.36; Las Choapas, 839 mil 798 pesos; Los Reyes, 833 mil 864.08 y Maltrata, un millón 173 mil 936.88 pesos. También aparecen Manlio Fabio Altamirano, 9 millones 382 mil 257.31 pesos; Mariano Escobedo, 2 millones 27 mil 525.29 pesos; Mecatlán, 281 mil 642.17; Miahuatlán, un millón 131 mil 518.86 pesos; Minatitlán, 8 millones 260 mil 740.62; Misantla, 3 millones 989 mil 141.76; Mixtla de Altamirano, un millón 767 mil 932.20; y Moloacán, un millón 918 mil 533.69. Nanchital, un millón 615 mil 933.70 pesos; Naolinco, 3 millones 334 mil 852.16 pesos; Naranjos, 656 mil 077.93; Oluta, 3 millones 390 mil 831.35; Omealca, un millón 032 mil 713.19; Oteapan, un millón 500 mil pesos; Ozuluama, 5 millones 287 mil 755.21; Papantla, 6 millones 305 mil 934.94; Paso de Ovejas, un millón 457 mil 409.69; y Perote, un millón 141 mil 722.20 pesos. Pueblo Viejo, un millón 691 mil 440.75 pesos; Rafael Delgado, 387 mil 400 pesos; Rafael Lucio, 2 millones 395 mil 597.14 pesos; San Andrés Tenejapan, 253 mil 423 pesos; San Juan Evangelista, un millón 168 mil 652.71; San Rafael, un millón 524 mil 659.56; Santiago Sochiapa, un millón 476 mil 211.18; Santiago Tuxtla, 344 mil 151.69; Sayula de Alemán, 7 millones 714 mil 393.06; y Soconusco 2 millones 327 mil 976.96 pesos. Soledad Atzompa, 5 millones 177 mil 462.76 pesos; Soledad de Doblado, un millón 390 mil 108.86 pesos; Soteapan, 780 mil 032 pesos; Tancoco, 310 mil pesos; Tatahuicapan de Juárez, 420 mil 208.54; Tecolutla, 3 millones 104 mil 322.29; Tehuipango, 8 millones 118 mil 682.35 y Tequila, un millón 252 mil 969.60 pesos. Texcatepec, un millón 418 mil 610.85 pesos; Texistepec, 793 mil 602.32 pesos; Tierra Blanca, un millón 497 mil 535.37; Tlachichilco, 920 mil 319.40; Tlaltetela, un millón 359 mil 815.58; Tlapacoyan, un millón 91 mil 15.07; Tlilapan, un millón 295 mil 986.26; y Tomatlán, 781 mil 975.20 pesos. Totutla, un millón 250 mil 907.26 pesos; Tres Valles, 4 millones 755 mil 668.60 pesos; Tuxpan, 2 millones 957 mil 979.12; Úrsulo Galván, un millón 936 mil 654.39 pesos; Uxpanapa, 8 millones 574 mil 83 mil.25; Vega de Alatorre, 6 millones 597 mil 505.74; Yanga, 880 mil 760.93 pesos; Zacualpan, 248 mil 153.50, Zongolica, 2 millones 437 mil 978.77 pesos; y Zozocolco, 795 mil 900.03 pesos. En varios casos los regidores denunciaron previamente irregularidades administrativas y pidieron al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) una revisión más exhaustiva.