POR SI ACASO/CARLOS JESÚS RODRÍGUEZ/¿Yunes-Fidel por el puerto?

5040

 

*Ni Ávila, ni Tavo, ni Sierra

*Lo que Luis Donaldo soñaba

 

LO DIJO Luis Donaldo Colosio hace 23 años, días antes de su artero crimen –dicen algunos que por “Fuente Ovejuna”; otros que por un  “lunático” asesino, aunque intramuros se repita que fue el Estado-: “Estamos por elegir candidatos a diversos cargos de elección popular. Todos los priístas tenemos una tarea que cumplir, todos tenemos una responsabilidad que asumir. No queremos candidatos que al ser postulados, los primeros sorprendidos en conocer su supuesta militancia seamos los propios priístas”, pero ante los derroteros que ha tomado el “tricolor”, al menos en el Estado, la recomendación del oriundo de Magdalena de Quino, Sonora pareciera premonición, ya que la ambición desmedida por el poder entre el PAN y el PRI les obliga a inventar “abanderados” sin militancia pero, presuntos ganadores. Que más dan los estatutos, programas básicos y principios de acción de ambos partidos cuando lo que se busca es arrebatar el dominio al contrario “al precio que sea”, y no precisamente para servir a la sociedad.

 

POR ELLO el PRI no tuvo empacho en correrle la invitación al panista Francisco Ávila Camberos para que participara como “candidato externo” de ese instituto a la alcaldía porteña, y aunque el ex alcalde fue tentado “por el diablo”, finalmente dijo que “no” ante las inconformidades que comenzaba a engendrar su inclusión, pues varios grupos irredentos –muy semejantes a las tribus perredistas- amenazaron con renunciar o no participar en los comicios de Junio. Y don “Paco” tuvo que recular, pues aunque sabía de antemano que ganaría de calle la Presidencia Municipal de Veracruz a quien le pusieran enfrente, incluso, al Senador panista Fernando Yunes Márquez, sobre todo si Francisco José Gutiérrez de Velasco se le sumaba, prefirió la paz y tranquilidad que goza al lado de los suyos, calzarse su sombrero de cazador y recorrer los viejos cafés porteños.

 

EN ACCIÓN Nacional están siguiendo la misma treta: invitar a priístas como el ex Contralor General del Estado,  Ricardo García Guzmán que, ahora se sabe, está siendo investigado por la Fiscalía Estatal por haber servido de “tapadera” del duartismo, tal como alguna vez lo definió el, entonces, candidato a la Gubernatura Miguel Ángel Yunes Linares y quien, posteriormente “lo propuso” para la alcaldía de Pánuco abanderado por la dupla PAN-PRD, aunque a decir verdad nunca lo hizo. Tan solo lo utilizó para “sacarle la sopa”, y una vez con la información en mano dejarlo a merced del comité ejecutivo nacional del PAN que, finalmente, le dijo: usted dispense, pero no puede ser nuestro candidato ya que es duartista y protector del duartismo, esto es, cómplice del saqueo, y ahí terminaron los sueños guajiros del contador que ha hecho de Pánuco un cacicazgo ayudado por sus hijos y, lo peor, es que podría terminar en prisión.

 

EL EXPERIMENTO ha sido repetido en Xalapa, donde la postulación del ¿ex priísta? David Velasco Chedraui está en veremos en el CEN panista, con todo el poder y fortuna de sus multimillonarios tíos Alfredo y Toño Chedraui, propietarios de ese consorcio de tiendas que en Estados Unidos enfrenta el rechazo de los trabajadores por la explotación a la que están acostumbrados ejercer contra sus empleados.

 

HAY, TAMBIEN, otros lugares donde PAN-PRD y PRI buscan “birlarse” a “militantes distinguidos”, pero nos ocuparemos de estos tres, por el momento, sobre todo del puerto de Veracruz donde la noche del miércoles priístas que desean postular al diputado Federal, Javier Herrera Borunda –hijo del quien ya sabe-, alegaron que el Junior era la única salida para ganar, pero otros “respetables priístas de plano se opusieron argumentando que con el no van “porque nos masacrarían”. Y es que, para nadie es secreto que la candidatura de Herrera Borunda es impulsado por el ex Gobernador Fidel Herrera que de esa manera desea enfrentar a su hijo contra Fernando Yunes Márquez, en una continuidad de ese pleito que ningún beneficio a reportado a Veracruz y si muchos perjuicios.

 

Y ES que Fidel Herrera y Miguel Ángel Yunes quieren seguir ese enfrentamiento que les ha traído grandes dividendos, pero una parte del priismo y del panismo ya no desean semejante teatro, y por ello se lo hicieron saber a la delegada del CEN del PRI, Lorena Martínez que se apersonó en la reunión que no arrojó resultado alguno, de tal suerte que los grupos en pugna acordaron desconocer a la representante de Enrique Ochoa Reza ya que dijeron que, “cada vez que viene no se reúne con los verdaderos actores políticos”. Los delegados locales, mientras tanto, han presentado sus respectivas renuncias al CEN y al CDE, y exigen que la delegada aclare cuál es su compromiso, ya que el grupo Veracruz no participará si postulan a Paco Ávila o Javier Herrera Borunda.

 

LO GRAVE es que el grupo contrario, también, se opone a la postulación de Antonio Sierra Álvarez, ex síndico porteño y hermano del Presidente del Consejo Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Veracruz, Juan José Sierra, pues dicen que este último no lo apoyaría. Tampoco quieren a Gustavo Sousa Escamilla por considerarlo duartista, pues se desempeñó como titular del fideicomiso del 3 por ciento a la nómina en aquel Gobierno, y ya hay quienes consideran que ante la confrontación, Juan José Sierra sería una opción aceptable.

 

DIJO COLOSIO hace 23 años, cuando Miguel Ángel Yunes Linares era, todavía, priísta: “Sabemos que el origen de muchos de nuestros males se encuentra en una excesiva concentración del poder. Concentración del poder que da lugar a decisiones equivocadas; al monopolio de iniciativas; a los abusos, a los excesos”, y por ello propuso: “reformar el poder (que) significa un presidencialismo (o poder Ejecutivo Estatal) sujeto estrictamente a los límites constitucionales de su origen republicano y democrático. Fortalecer y respetar las atribuciones del Congreso Federal (o local) y “hacer del sistema de impartición de justicia, una instancia independiente de la máxima respetabilidad y certidumbre entre las instituciones de la República (y de los Estados) pero, al parecer, nadie lo ha entendido, ya que tanto el Legislativo, Judicial y, ahora, la Fiscalía del Estado siguen supeditadas al Ejecutivo, en tanto este último continúa decidiendo la suerte de su partido y nombrando candidatos a modo. Así las cosas. OPINA carjesus30@hotmail.com