Astrolabio Político/Luis Ramírez Baqueiro/La diatriba violenta de AMLO

936

 

“Maiceado tu AMLO” – Yo.

 

Pocas veces los profesionales de la comunicación encuentra un punto de coincidencia, regularmente esto ocurre ante los actos violentos, que vulneran la integridad física de alguna de las compañeras o compañeros en el ejercicio de esta honroso, digna y noble profesión, pero ahora más que nunca, los periodistas veracruzanos, y porque no decirlo, los profesionales de la comunicación en todo el país debieran hacer frente común ante las ofensas de un personaje que pretende gobernar a este país.

La actitud asumida por Andrés Manuel López Obrador a su llegada al Aeropuerto Internacional “Heriberto Jara Corona” del puerto de Veracruz, para realizar una gira de trabajo por la entidad los días 22, 23 y 24 de febrero fueron la muestra de que lo que mal empieza, mal acaba.

La supuesta buena voluntad del líder fundador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) exhibe la falta de talento para comunicar sus ideas, es más demuestra la nula capacidad de dialogo y tolerancia, para con los medios que todos los días debe de sufrir de los humores, vejaciones y actitudes de los actores públicos por el afán de otorgar un derecho universal a la información.

En vano el líder que pretende cambiar el rumbo de México, denota toda la ignorancia que confirma que jamás paso por las aulas, que su formación es más la de esos personajes producidos por el priismo de la década de los 60’s y 70’s que tanto daño le han causado al México moderno, con su intolerancia rancia y por demás abyecta que lastima tanto a la sociedad.

Ojalá quienes le acompañan en el circo político que representa la democracia mexicana le dieran un resumen, al menos los de Morena, de lo que significa el quehacer periodístico y el derecho universal a la información, expresado y reconocido por la Resolución 59 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada en 1946, así como por el Artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966) y la Convención Americana sobre los Derechos Humanos (1969) al señalar que “la libertad de información puede definirse como el derecho a tener acceso a la información que está en manos de entidades públicas –y usted señor López vive de un ente público en su quehacer como líder de un partido político-.

Pero más aún cuando el derecho fundamental a la libertad de expresión incluye el derecho de “investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”, cosa que usted evidentemente no tolera, ni comprende, pues queda claro que lo que a usted lo mueve es y será su obsesión de alcanzar el poder por el poder, y al carajo con su cuento de que los pobres o los indefensos.

Nos gustaría saber, ¿qué ha hecho usted por mejorar la condición de los comunicadores y el gremio periodístico de este país? ¿Cuáles han sido sus propuestas por regular y mejorar las condiciones laborales de compañeras y compañeros que deben tener muchos medios que cubrir para medio llevar de comer a sus familias? ¿Con que cara sostiene usted, que los medios veracruzanos son maiceados –acaso las reportero(a)s, fotógrafos, camarógrafos, locutores, redactores forman parte de su gallinero-, cuando se le han dado coberturas puntuales de sus visitas y sus dichos?

No señor López, lo que usted es, es un farsante, que primero ofende y ataca, para intentar intimidar, pero sépase que mientras tengamos la posibilidad de expresarnos, los comunicadores en todo el país habremos de señalar sus tropelías, porque hasta hoy, quienes nos dedicamos a esta bendita profesión, seguimos cuestionándonos su supuesta transparencia, el origen de su fortuna, de que vive, y las infinidades de acciones que al paso por el Gobierno de la Ciudad de México, reservó para no conocer la información de obras licitadas y montos, en ese afán de mantener en la opacidad todo lo que no le conviene.

Esperemos que organizaciones no gubernamentales de todo el país se unan, a la llamada sentida de los comunicadores veracruzanos que fueron ofendidos por los dichos del líder Nacional de Morena, quien con base en la diatriba y el discurso violento pretende intimidar la función de informar, porque simplemente no le parece que le cuestionen la extraña coincidencia de que quienes ahora aspiran a ser precandidatos en su partido en Veracruz formaron parte de esa mafia del poder que tanto crítica y pregona.

A la insulto, a la injuria, al improperio, siempre encontrará respuesta en Veracruz, pero una respuesta con sentido, con talento, con inteligencia, esa que tristemente demuestra y que hoy ofende a todos los periodistas veracruzanos.

Veracruz vivió bajo el gobierno del prófugo Javier Duarte la peor etapa para el gremio -muertos, asesinados, perseguidos, exiliados-, no permitamos, que ese infierno vuelva a suceder en nuestro estado, y mucho menos en nuestro país, hoy su ofensa Andrés Manuel, es una ofensa para todos.

Ahora es cuando la Comisión Estatal de Derechos Humanos y la Comisión Estatal para la Protección y Atención a Periodistas debe mostrar para que fueron creadas, ahora es cuando se debe de exigir a ellos, que muestren el respaldo para el gremio, más cuando se trata de un personaje que podría llegar a dirigir los destinos de esta nación.

Un ofensa a un comunicador(a), debería ser a partir de hoy, una ofensa para toda la sociedad.

 

Al tiempo.

 

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx