AL AIRE…/Maryjose Gamboa/En caída libre…

7202

Uno se sentía un “cisne” y  el otro un auténtico “pavorreal”, pero en realidad ambos siempre fueron,  y siempre serán,  unos viles y vulgares buitres… Ni Alberto Silva ni Luis Ángel Bravo,  entendieron nunca que hasta para ser una verdadera ave de rapiña, como las águilas por ejemplo, se necesita instinto cazador, agudeza visual, y un tremendo VALOR para atacar de frente a las presas cuando llega el momento. Al contrario, este par de pajarracos lo único que aprendieron en tantos años,  fue a alimentarse de los restos que otros les dejaban para calmar su insaciable apetito e indescifrable perversidad.

Es por eso  que a nadie puede sorprenderle que ambos buitres, ahora en caída libre,  no encuentren más opciones que esconderse. El primero entre sus correligionarios busca desesperadamente que no le quiten la divina protección de “San fuero” -el único santo al que tiene “calidad moral” para rezarle- sobre todo después del “milagrito” que le concedió a Tarek Abdalá. El segundo, como el tremendo cobarde que siempre ha sido, emprendió el vuelo hacia otras tierras… Barcelona, dice el chambero y puede ser, el problema claro, es que es un viaje muy largo para un buitre de alas tan cortas.

Pero al final, y si es que de JUSTICIA hablamos, ambos tendrán que responder por los señalamientos que pesan en su contra, porque a diferencia de muchas de  sus víctimas, ellos sí,  tienen un largo y turbio expediente.

Por partes…

Esta semana trascendió la noticia que la Fiscalía General del Estado, solicitó el desafuero del diputado federal Alberto Silva, por ser presuntamente uno de los que desvió más de 4 MIL MILLONES DE PESOS a través de 12 dependencias… Tanto Gina Domínguez (recluida ya en pacho viejo) como “el cisne negro”, han sido señalados como operadores clave en el presunto desvío de recursos. El modus operandi de ambos desde la Coordinación de Comunicación Social de Gobierno del Estado, es IDÉNTICO.

Ambos habrían solicitado a SEFIPLAN dinero para “campañas en medios”,  que en realidad iba a parar a empresas fantasma. Y si Gina Domínguez está presa por este delito, y el otro hizo presuntamente lo mismo y no sólo desde la oficina de Comunicación,  también desde la de Desarrollo Social, no tendrían los Diputados Federales del PRI manera de explicar “su protección” como lo hicieron con Tarek Abdalá, y menos cuando Silva no cuenta ya con las influyentes “amistades” de Abdalá.

Pero además, en el caso de este y del otro buitre en fuga, es cuestión de buscarle un poquito más allá de lo evidente… el enriquecimiento inexplicable en unos cuantos años.

Por ejemplo Alberto Silva, fue señalado también como uno de los contactos entre Fidel Herrera y Francisco Colorado -quien purga una sentencia de 20 años en una prisión estadounidense por lavado de dinero-.  Colorado, un hermano de Silva apodado “el negro”, el ex “gobernante” y el propio Alberto Silva, departían en el restaurante de un hotel en Tuxpan de manera frecuente, y durante el juicio de “Pancho Colorado”, uno de los testigos -“el contador”-, declaró que un cártel habría entregado más de  DOCE MILLONES DE DOLARES a Herrera Beltrán  para su campaña. El “empresario” veracruzano Francisco Colorado a decir del testigo, realizo transacciones a través de la empresa Petroservicios, para lavar el dinero de dicho cártel, a cambio del control absoluto del mismo en el estado.

Por tanto,  al vincular el expediente completo de Alberto Silva, no sólo se estaría hablando sobre el presunto desvío de dinero denunciado por la propia Auditoría Superior de la federación a través de las empresas fantasma, sino de una investigación completa sobre la ruta del lavado de dinero en la que no solo participan autoridades mexicanas, también las estadounidenses  ya que la mayoría de las propiedades están ubicadas en Estados Unidos, en donde el nombre de Fidel Herrera,  Alberto Silva, y su hermano “el negro”,  suenan desde el juicio en contra  de Pancho Colorado en Texas.

¿Cómo podría salvarlo el PRI ante semejantes señalamientos? Ni idea,  y menos cuando todo parece indicar que no tienen la menor intención de hacerlo porque el costo político que les representa un tipo que no goza de ninguna popularidad, y que además fue de los principales “impulsores” del también preso Javier Duarte en muchas de las atrocidades cometidas, es enorme.

Respecto al “pavorreal” Luis Ángel Bravo, tampoco resulta tan complicado llevarlo ante un juez. Hace apenas unos días la Fiscalía General del Estado señalaba anomalías en la toma de pruebas de ADN a miles de familiares de desaparecidos en la entidad. Además claro, de las MILES de personas que los Colectivos aseguran denunciaron que fueron víctimas de desaparición forzada o desaparición perpetrada por terceros, sin que exista en la mayoría de los casos,  ni siquiera  los expedientes de dichas denuncias.

Ya ni hablar de las fosas clandestinas cuya existencia negó, o del caso por ejemplo de los cinco jóvenes levantados por policías, y cuyos restos fueron presuntamente encontrados en un rancho muy cerca de una propiedad que se presume es del ex Fiscal Luis Ángel Bravo. Este caso,   y por la presión mediática ejercida, culminó con la detención e inmediato traslado de  Francisco Navarrete a un CEFERESO de Guanajuato,  como presunto líder de un cartel en la zona de Tierra Blanca… ¿Pero y el resto de la investigación? ¿Y las declaraciones que este hizo? ¿Y los probables vínculos con personal de la Secretaría de Seguridad pública y con la Fiscalía General del Estado?  Hombre si el ex titular de la SSP está ya recluido en Pacho Viejo y los colectivos de búsqueda de desparecidos piden sea juzgado también por su probable participación en estos delitos, TAMPOCO tendría la Fiscalía General del Estado como explicar que el ex Fiscal encargado de ESTAS INVESTIGACIONES no sea vinculado a proceso ¿O sí?

Pero bueno… al final del día ambos buitres tendrán que enfrentar a la justicia, porque de no ser así, tan mal parado quedaría el PRI defendiendo a Alberto Silva, como el Fiscal General permitiendo la huida de Luis Ángel Bravo… Veremos que ocurre, y muy de cerquita por si las dudas. AMÉN.