Ajedrez Político Por: Leovigilda Cabrera Contreras/¿PROSELITISMO SUBLIMINAL? ES LA POLÍTICA EN MÉXICO

517

 

DIME CON QUIÉN ANDAS Y TE DIRÉ QUIEN ERES.

La detención de Javier Duarte de Ochoa, es un golpe traidor al pueblo, pues mientras unos se desgastan haciendo elucubraciones y desviando la atención, con este hecho – proselitismo barato- otros aprovechan  la coyuntura para decir, -implícito-, ¡miren!, ya cayó el susodicho. Al PRI, le convino porque el estado está deshecho por la acción del ex gobernador Ochoa y todas sus implicaciones, pues se da la apariencia de la aplicación de la justicia, -como dice EPN, nada por encima de la justicia. Y si es cierto. Los que no son “leídos y escribidos”, se van con la finta, pero los que si leen y saben de política, esta acción conlleva a dos acciones, una para el PAN y otra para el PRI. A los dos partidos les sirve la detención de Javier Duarte de Ochoa, pues MAYL, ¡ya la hizo!, pues cumplió lo que dijo en campaña y ahora siendo gobernador; y sirve de montaje para ubicarse nuevamente en la cabeza política del estado. Que la gente crea, que si la hace o la hizo como gobernador, pues en redes sociales, no le escupían la cara, porque es virtual la comunicación, pero si lo tuvieran enfrente y no aplicaran la ley con todo su rigor, como dicen los chicos, ¡no se la iba a acabar! Y por parte del PRI, sucede lo mismo, sus representantes como un tal Ochoa, se llena la boca de decir lo mismo que EPN, aunque con otras palabras, pero para el caso es lo mismo.  Y a nivel Nacional, todo el teatro de la detención de equis o ye, ex políticos y ex lavadores de dinero  inmiscuidos al crimen organizado, es otro teatro, que les sirve de distractor a todo el dineral que están tirando en propaganda para “comprar votos para el tricolor”, en el Estado de México. Pues hemos visto videos de la venta del voto, regalando hasta casas para ganar la gubernatura. Para que la gente vote por este partido, que está partido en dos y no por el partido, sino por los que lo han deteriorado a través de más de 80 años, lucrando con todo, dejando al país al borde de la inopia. Y se sabe, que otro enfermo de poder, Donald Trump, no quiere a los partidos en el poder, por las acciones realizadas durante todo el tiempo y por eso, -a lo mejor apoya a la izquierda, para sanear al país de corruptos y que ya no “le envíen tantos mojados” a Estado Unidos; para que, en su propio país, progresen, como debe ser. Y no ir a dar lástimas a un país, como dicen ellos que se van, “sueño americano”, porque de sueño solo tiene el nombre, pues los que han ido a trabajar a ese país vecino, les cuesta un ojo de la cara ganar dólares, pues están de sol a sol, esclavizados peor que negros, para ganarse dólares pero con creces, pues se lo ganan, ahí sí, con el sudor de su frente. Así que el estado de Veracruz y el propio país, mató dos pájaros de un solo tiro: la detención de Duarte en Veracruz y de otros, como un Yarrington, recientemente capturado. Aunque tanto Duarte como este último, se ríen de la fortuna, pues sólo es un teatro, como lo fue la detención de Moreira y otros, que ni vale la pena nombrar. NO DEBEMOS CANTAR VICTORIA, sino razonar el voto, que aunque ofrezcan las perlas de la Virgen, no deja de ser traición al pueblo de México. En un México bárbaro, todo puede suceder, pero lo mejor sería, desmantelar todos los partidos y que haya un gobierno del pueblo para el pueblo.