Exhorta Yunes Landa al gobierno de Veracruz a solicitar presencia de Gendarmería

    246

    Desde el Senado asumió el compromiso para colaborar en el reto de un Veracruz en paz

    Veracruz fue la única entidad donde sus municipios no aplicaron evaluación para el control de confianza

    México, D.F; 16 de octubre de 2015. El senador Héctor Yunes Landa, recomendó a través de un Punto de Acuerdo al Ejecutivo del Estado de Veracruz, solicitar al Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Gobernación (Segob), la intervención de la gendarmería nacional para salvaguardar los ciclos productivos, brindando seguridad ciudadana y protección al desarrollo económico de las distintas regiones de la entidad veracruzana.

    En un Punto de Acuerdo presentado en la Cámara de Senadores, Yunes Landa, precisó que desafortunadamente, el estado de Veracruz ha sido víctima de grupos criminales que han generado un ambiente de temor en la población, ejerciendo distintos grados de control en diversas regiones, imponiendo un patrón social por conducto de actividades ilícitas caracterizadas por el uso extremo de la violencia.

    Destacó que el continuo crecimiento de la criminalidad en Veracruz, es preocupante, porque impide el crecimiento económico y genera una mayor desigualdad y pobreza. La importancia de este problema recae en las pérdidas económicas que impone la criminalidad a los veracruzanos.

    Detalló que la Secretaría de Gobernación y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica, publicaron “El Informe de Víctimas de Homicidio, Secuestro y Extorsión 2015”, donde se muestra el aumento de los secuestros en la entidad veracruzana, alcanzando la cifra de 81 secuestros al 20 de septiembre de 2015, ocupando así el tercer lugar nacional en este delito, con lo cual, prácticamente cada tres días se comete un secuestro en dicha entidad federativa.

    Por tal razón, este delito es catalogado como una actividad criminal que afecta profundamente a la sociedad, debido a que lesiona y vulnera el patrimonio, la libertad y la integridad de la víctima, su familia y el entorno que lo rodea, reiteró.

    Insistió que estos fenómeno delictivos, no sólo lesionan el patrimonio y la integridad física de las personas, sino también conlleva un deterioro en el estado de derecho, desalienta la inversión, debilita la base competitiva del sector productivo y, en consecuencia, disminuye el crecimiento económico de la región, alentando la pobreza.

    Además, posee un efecto negativo en las pequeñas y medianas empresas, pues éstas no tienen recursos suficientes para protegerse de actos delictivos mediante la contratación de servicios de seguridad, lo que las hace más vulnerables a la criminalidad.

    Reveló que respecto a las evaluaciones integrales para la permanencia de personal, los datos también son contundentes, toda vez, que Veracruz fue la única entidad federativa donde sus municipios no aplicaron ninguna evaluación para el control de confianza; provocando con ello un claro debilitamiento de las instituciones policiales, una gran desconfianza y el temor en la población.

    Detalló que la creación de la División de Gendarmería de la Policía Federal, como un organismo policial de alto índice de confiabilidad, posee la función de proteger las fuentes de empleo de trabajadores agrícolas, mineros, pesqueros, ganaderos, de la industria turística y de producción de bienes y servicios de las posibles amenazas de la delincuencia.